Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

245 millones para eliminar barreras arquitectónicas en Leganés

Este otoño se iniciará en Leganés la supresión de todas las barreras arquitectónicas que dificultan la movilidad en vías públicas y edificios de las personas con minusvalía física, psiquica o sensorial. Según Manuel Sánchez-Montañés, director provincial del Instituto Nacional de Servicios Sociales (Inserso), organismo que aportará 50 de los 245 millones de pesetas destinados al proyecto Leganés sin barreras, este municipio se convertirá, junto con Getafe y El Álamo, en prototipo para la integración de los minusválidos en la ciudad.El acuerdo suscrito el viernes entre el Ayuntamiento y el Inserso recoge que la primera fase actuará sobre calles, plazas y edificios públicos, para proseguir en los dos próximos años hasta completar el proyecto en edificios privados con afluencia masiva, como cines o comercios.

Los puntos más conflictivos que presenta el municipio para los minusválidos son precisamente las vías y edificios públicos. Respecto a las primeras, se suprimirán los bordillos en pasos de peatones y se implantará señalización acústica y vertical. En los edificios públicos se construirán rampas de acceso y se instalarán paseos para disminuidos.

En Leganés existen unas 1.500 personas afectadas por algún tipo de minusvalía, de las que, según un estudio elaborado al respecto, el 50% se desenvuelve con dificultades fuera de casa. Además del proyecto de suprimir en tres años todas las barreras arquitectónicas, el Inserso está construyendo en Leganés una residencia para disminuidos fisicos gravemente afectados (parapléjicos, tetrapléjicos, etcétera) "que también estará conectada a la ciudad", según el alcalde, Fernando Abad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 31 de julio de 1988