Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
POLÉMICA EN LA RONDA FRANCESA

Durísima reacción de la organización y de la Prensa francesa

La organización del Tour ha respondido con dureza, utilizando sus medios de comunicación y multiplicando notas oficiales y declaraciones públicas de sus más altos representantes, a la decisión de declarar negativo el contraanálisis de la orina de Delgado en virtud de la lista de productos de la Unión Ciclista Internacional (UCI). Tan furibunda respuesta revela la enormidad del conflicto que enfrenta a la Société Tour de France con la UCI y hace sospechar que Delgado seguirá recibiendo adjetivos ofensivos durante mucho tiempo en un clima que le es agresivo, a excepción de la postura solidaria de sus colegas, los corredores, y la mayoría de directores deportivos. La organización insiste en que no debe llegar de amarillo a París.La respuesta de la organización a la terminación del caso Delgado no se hizo esperar. Ya en la noche del jueves emitió un duro comunicado en el que deploraba "la lentitud del procedimiento" y las conclusiones contradictorias de dos análisis" y señalaba que "tal estado de cosas es perjudicial para la reputación de los corredores y la imagen del ciclismo en general y del Tour en particular". En la mañana de ayer apareció en el diario oficial L'Équipe un artículo del director general, Jean-Pierre Courcol, titulado Me da vergüenza y que en sus últimos párrafos decía: "Pensaba hasta hoy que el poder deportivo era el principal garante de las pruebas deportivas. Me equivoqué. Sé desde hoy que la letra puede reemplazar al espíritu y que se puede jugar con los textos reglamentarios y crear una apariencia de limpieza. Así que hoy me da vergüenza y quizá mañana deberé pedirles a mis hijos que no vayan demasiado lejos en la competición deportiva". El comunicado de la organización terminaba así: "La dirección del Tour lamenta que una posible victoria de Delgado en París pueda estar, a partir de ahora, manchada por la sospecha".

Ya en la salida de la etapa de ayer, los miembros de la organización no cejaron en su empeño de mostrar airadamente su disconformidad. Bernard Hinault, consejero técnico de la prueba, señaló públicamente que "Delgado ganará el Tour gracias a la UCI", mientras que Jean Court, inspector médico del Tour, sostuvo: "Para mí, Delgado sigue siendo positivo y hechos como éste dejan la puerta abierta a abusos". En algunos diarios franceses puede leerse: como Delgado, salvado por el 'gong' o En París vencerá un líder 'dopado'.

Por otro lado, la presencia en Limoges del secretario de Estado para el Deporte, Javier Gómez-Navarro, ha sido utilizada por la Prensa francesa como un flagrante ejemplo de las presiones que la organización del Tour ha debido recibir del Gobierno español.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de julio de 1988