Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tamames publica un nuevo 'Diccionario de economía'

Existen cuatro hitos en la obra de Ramón Tamames: su Estructura económica de España, los estudios sobre los centros de gravedad de nuestra economía, los trabajos sobre la formación y desarrollo de la Comunidad Europea y, ahora, el Diccionario de economía. Con estas palabras saludó el profesor Juan Velarde la nueva obra del catedrático de Estructura Económica, presentada el pasado jueves en la librería Crisol, de Madrid. El académico Fernando Lázaro Carreter indicó que Tamames ha evitado llamar enciclopedia a su libro, "pero lo es. Es un diccionario enciclopédico".

El Diccionario de economía de Tamames (editado en Alianza Diccionanos) tiene su precedente inmediato en otro texto de igual título, publicado en 1972 por el también catedrático José B. Terceiro y que tuvo cinco ediciones. En la presentación, Juan Velarde, en un alarde de erudición, explicó que el primer precedente es un texto titulado Confusión de confusiones, de José de la Vega, que cumple ahora los 300 años.Por su parte, Ramón Tamames escribe en la nota preliminar sobre los orígenes del diccionario: "En la segunda de mis visitas a la cárcel de Carabanchel (en 1976), y sólo para una estancia de pocas semanas -aparte del tiempo dedicado a especular sobre el futuro, y al margen de las clases que di en la academia que allí habíamos montado para los neófitos-, llené los potenciales ocios con dos nuevos proyectos literarios. El primero, el esbozo de una novela, en la que luego trabajé muchos meses, y que se publicó bajo el título de Historia de Elio. El segundo fue, nada más y nada menos, que la preparación de un Diccionario de economía".

Fernando Lázaro Carreter, de la Real Academia Española, escribe en el prólogo del diccionario que "los términos económicos pululan hoy de un modo tan atosigante por Prensa y ondas, que desconocerlos conduce a la inopia. Siglas, vocablos ingleses y tecnicismos que los calcan más o menos torpemente son anclas imprescindibles para no ser arrastrado por el oleaje informativo".

Ayer y hoy

El académico indica que "desde hace pocos años, si no se poseen claves macroeconómicas, puede quedarse el ciudadano sin saber cómo y dónde vive, y qué le aguarda. Basta comparar los discursos del Parlamento republicano con cualquier perorata actual sobre el estado de la nación; aquéllos se entendían, emocionaban, agitaban a los oyentes; los de ahora convierten a la Cámara en un bloque de metacrilato, y salen por las antenas en forma de chorro gélido, con cifras agrupadas bajo misteriosas etiquetas".Para Lázaro Carreter, el diccionario de Tamames se ha convertido, casi de súbito, en "tan imprescindible como la guía telefónica". Consta de 2.500 términos e incluye, además, amplios espacios a las escuelas de pensamiento, economistas, organismos internacionales y nacionales, que constituyen la "envolvente institucional" de la realidad económica de nuestro tiempo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de junio de 1988