Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mujeres de guardias reales se manifiestan para defender reivindicaciones de sus maridos

Alrededor de 140 esposas de miembros de la Guardia Real se manifestaron ayer en el Arco del Triunfo, en el distrito madrileño de Moncloa, en demanda de mejoras, salariales y de otro tipo, para sus maridos. Una portavoz de las manifestantes señaló que los guardias reales no cumplen, como desearían, funciones de escolta, y que están "desprotegidos", al no estar claro si dependen de Interior o de Defensa.

Las concentradas, que se quejan asimismo de la mala calidad de las viviendas que se les adjudican, manifestaron que habían pedido audiencia a la reina doña Sofía, "para contarle la situación", aunque no consideran a los Reyes responsables de su situación.

La jornada de protesta continuó cuando las 140 mujeres se trasladaron andando al palacio Real, donde les habían dicho que estaba "el jefe de sus maridos". No encontraron a nadie allí y se marcharon al control de Somontes, entrada del palacio de la Zarzuela, donde permanecían ayer por la tarde. Una de las manifestantes, que no quiso dar su nombre, explicó que los guardias reales estaban siendo arrinconados, y destacó que la diferencia de sueldo entre un guardia real recién incorporado, y un policía nacional o guardia civil en las mismas circunstancias es de 85.000 pesetas mensuales a 112.000 pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de mayo de 1988