Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El consejo de Cariplo recorta los términos del acuerdo con el Santander

El presidente de la Casa di Risparmio delle Provincie Lombarde (Cariplo), Roberto Mazzotta, logró superar anoche, tras una dura negociación, la oposición de la minoría socialista-comunista en el consejo de la caja a la venta del Istituto Bancario Italiano (IBI) al Banco Santander.El acuerdo habilita al propio Mazzotta y al director general de Cariplo, Sandro Molinari, a concluír la nagociación; aunque contempla una participación del 30%, en lugar del 50% inicialmente previsto, según el documento redactado al término de la prolongada reunión.

A última hora anoche, no fué posible recoger la reacción del Banco Santader sobre la modificación de los términos inicialmente pactados con Cariplo, suscitada por el enfrentamiento entre la mayoría, democristiana (10 consejeros) y la minoría socialista-comunista en el consejo de la entidad, que totaliza un bloque de 9 miembros.

El visto bueno al acuerdo con el Santander se ha aprobado finalmente por unanimidad tras la maratoniana reunión del consejo.

'Sí' a la valoración

El enfrentamiento planteado entre la minoría socialista-comunista del consejo y el presidente de la entidad, Roberto Mazzotta, había paralizado visto bueno a la operación, intentado por el propio Mazzotta el pasado martes.El consejo de Cariplo aprobó, además, la valoración del IBI y del Banco Jover realizada por Morgan Stanley, que había producido también recelos en la minoría. El banco de inversión norteamericano había valorado la operación en 369,5 millones de dólares. A última hora de la noche Cariplo tenía prevísto emitir un comunicado en el que se recogiera la voluntad de hacer posible "una intensa colaboración con el Banco Santander a partir de la concreción del acuerdo..."

La firma del convenio entre el banco español y la caja lombarda esta prevista para el próximo día 26, en Milán.

Los términos iniciales del acuerdo, ahora modificados preveían la toma del 15% en el IBI -para llegar al 50% en 1992- por parte del Santander, a cambio de unos 120 millones de dólares en efectivo más el 6% inicial del Banco Jover. La caja de ahorros lombarda podría llegar hasta el 50% del capital de esta entidad, haciéndose además una participación del 0,8% del propio Santander.

El Banco Santander ha disefiado una estrategia para su grupo basada en la consolidación en España, manteniendo su independencia, con una importante expansión de su red en Europa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de mayo de 1988