Los comunistas andaluces aprueban por amplia mayoría la gestión de Felipe Alcaraz

El cuarto congreso del Partido Comunista Andaluz (PCA) aprobó el informe de gestión de su secretario general, Felipe Alcaraz, con sólo 12 abstenciones de los 373 delegados. Las críticas más repetidas lo fueron a las numerosas menciones que el informe contiene sobre el PSOE y el presidente de la Junta de Andalucía, José Rodríguez de la Borbolla, y a su indefinición sobre la política de gestión en los entes locales.

El congreso, en el que el secretario general del PCE, Julio Anguita, efectuó su última votación, como miembro del partido en Andalucía, reelegirá hoy a Alcaraz y a su equipo. La única modificación prevista es la ampliación del comité central de 68 a 88 miembros, con objeto de dar entrada a una nueva generación de jóvenes comunistas. El secretariado y la comisión política -que sustituye al comité ejecutivo-, quedarán prácticamente inalterados. La nueva etapa del comunismo andaluz tenderá al reparto de responsabilidades, en lo que Alcaraz definió como "complementariedad, porque todos somos necesarios".

Por otro lado, el congreso debate una ponencia referida a la Expo 92 de Sevilla, acontecimiento que el secretario general del PCA considera como "un modelo obsoleto, anacrónico y equivocado". Los comunistas andaluces adoptarán una postura común en el sentido de despojar a la exposición del "primorriverismo" que, a su juicio, contiene, y de defender que beneficie por igual a toda la región, y no sólo a la ciudad de Sevilla.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS