Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal propone que se archiven las diligencias sobre el 'caso Zabalza"

El fiscal jefe de la Audiencia de San Sebastián, Luis Navajas, ha propuesto archivar las diligencias instruidas por la desaparición y muerte de Mikel Zabalza, cuyo cadáver fue encontrado en aguas del río Bidasoa en diciembre de 1985, 20 días más tarde de que, según la versión oficial, lograra zafarse de la vigilancia de los guardias que le custodiaban en Endarlaza (Navarra). La propuesta del fiscal se fundamenta en la inexistencia, a su juicio, de indicios de delito en el comportamiento de los tres guardias civiles que custodiaban al detenido. La opinión fiscal fue requerida expresamente por el juez que ha dirigido la investigación, Antonio Jiménez Pericás, titular del Juzgado de Instrucción número 1 de San Sebastián.Las diligencias se encuentran prácticamente concluidas, por lo que en medios judiciales vascos se espera una inminente resolución del caso.

De acuerdo con la versión oficial, el 26 de noviembre de 1985, a las seis de la mañana, Mikel Zabalza se zafé de la vigilancia de los tres guardias civiles que le custodiaban y desapareció a través de un boquete abierto en el túnel de Endarlaza, por donde era conducido para que reconociera un supuesto depósito de armas. Su cuerpo fue encontrado, con las manos esposadas a la espalda, 20 días más tarde en las aguas del río Bidasoa, a unas decenas de metros del punto en el que se produjo su supuesta fuga.

El juez deberá ahora decidir si archiva las diligencias como propone el fiscal o si traslada el caso a la Audiencia de San Sebastián, el organismo judicial competente para el procesamiento de los tres guardias civiles implicados. Si se opta por archivar las diligencias, la acusación particular puede recurrir ante la Audiencia Provincial en el plazo de cinco días.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de abril de 1988