Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
'LOS PRIMEROS GOLPES DE BUTCH CASSIDY Y SUNDANCE KID'

Segunda parte que es primera

Hace pocos meses pudimos contemplar Dos hombres y un destino y apreciar las imperfecciones de un filme simpático, que fue uno de los grandes éxitos de la década de los sesenta, entre otras cosas porque aproximaba a sus dos protagonistas, Butch Cassidy y Sundance Kid, a una sensibilidad generacional particular. Pues bien, en 1979, Richard Lester, sin ánimo coyuntural alguno, incidía en ellos con Los primeros golpes de Butch Cassidy y Sundance Kid, que, como su título indica, no era una segunda parte, sino una especie de flash back sobre esos héroes, sus fechorías en edad barbilampiña, a través de unos actores que no podían ya, por descontado, ser Redford y Newman, pero se les parecían sobremanera, reescribían sus modos y maneras y acertaban en su vis picaresca y alegre: William Katt y Tom Berenger.Lester orquestó un western al propio tiempo humorístico y triste, poético. Su película se decanta por la suavidad en el fondo trágica de Robin y Marian. Por un romanticismo que nada tiene que ver con Love story y sí con las caricias de alguien que ama a sus personajes, y que, aun dibujándolos como remedos de Lewis Martin, es consciente de su sino y a él se entrega en cuerpo y alma. Para los buenos degustadores del nada convencional tratamiento de las leyendas, mucho mejor que su precedente.

Los primeros golpes de Cassidy y Sundance Kid se emite a las 22.35 por TVE-1.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 20 de marzo de 1988