Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:

No dispersar esfuerzos

Sito Pons posee, según propia confesión, uno de los mejores equipos del Mundial. Se habla, incluso, de 200 millones de pesetas, patrocinados, principalmente, por Campsa. El piloto catalán tiene, a su vez, sponsors particulares como Coca-Cola, que ha decidido meter un pie en el Mundial de velocidad.Pregunta. ¿No han pensado en ampliar su equipo con otro piloto?

Respuesta. Carlos Cardús estuvo conmigo en 1986 y obtuvimos un resultado excepcional. Luego no continuamos esta relación y decidimos confeccionar un equipo para un solo piloto. Personalmente, creo que es dificil e, incluso, peligroso, desperdigar los esfuerzos. Creo que si un equipo se concentra en un sólo piloto tiene más posibilidades de alcanzar su objetivo. Hay que tener en cuenta que nuestra pretensión ha sido siempre ganar el Mundial y, por tanto, no debemos diluir nuestras fuerzas. Los grandes equipos, las escuderías para dos o tres pilotos, son un arma de doble filo y complicadas de dirigir.

P. ¿Cómo se lleva con Carlos Cardús y Joan Garriga, compatriotas y rivales en dos y medio?

R. Me llevo bien y, además, eso es muy bueno para el motociclismo español, que progresa día a día. Cuantos más pilotos españoles haya en el Mundial, más afición habrá en España, más interés por seguir las carreras. Si mis adversarios no fueran españoles serían alemanes y franceses. Carlos y Joan también comparten este pensamiento. Cuantos más españoles estemos en la parrilla de salida de cada gran premio, mejor para todos y para el motociclismo español. Cuantos más seamos, más fuerza tendremos tanto fuera como dentro de España.

P. ¿Conoce el circuito que se está proyectando en Cata luña?

R. Hace un par de años me enseñaron los planos y di mi opinión. No me han vuelto a consultar y, por tanto, ignoro como está su elaboración. De todos modos, me gustaría señalar que por mis estudios de arquitectura y mi posición en el Mundial de motos tengo algo que decir. No cabe duda de que me gustaría intervenir en su diseño. Tengo conocimientos suficientes como para emitir un juicio desde el punto de vista arquitectónico y como piloto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 20 de marzo de 1988