Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Matilde de Solís y Martínez de Campos

Una estudiante de geografía e historia, prometida del futuro duque de Alba

Décima de 11 hermanos, hija de los marqueses de la Motilla, Matilde de Solís y Martínez de Campos, nacida en Navarra aunque afincada en Sevilla, será la futura duquesa de Alba. Su compromiso con Carlos Martínez de Irujo, primogénito y heredero de la casa de Alba, fue anunciado ayer públicamente en Sevilla. La boda será en junio, posiblemente en la catedral sevillana, donde en 1947 se casaron Luis Martínez de Irujo, anterior duque de Alba, y Cayetana Fitz-James Stuart.

Estudiante de geografía e historia, Matilde de Solís cumplirá 25 años el próximo 13 de junio día para el que está prevista en principio, la celebración de su boda. "Deseo terminar la carrera y ejercer", afirmó durante e acto familiar de Sevilla en el que se anunció su boda, "aunque ahora, con todo este lío, lo tengo algo atrasado".Estudió el bachillerato en el colegio Entreolivos, de Sevilla donde, según su hermana Rocío, fue una alumna destacada, ya que "Matilde es inteligente, y además siempre ha sido muy estudiosa, por su afición a la lectura". Practica la natación y la equitación. Su futuro esposo dice de ella que "le gusta modelar en barro, pintar y la música, en concreto todo lo que es arte y, que no debería abandonarlo porque tiene una sensibilidad especial".

Con gran simpatía, pero algo tímida, Matilde comentó que aún no tiene previsto el traje de boda "ni quién lo va a hacer" aunque su futuro esposo, el duque de Huéscar, confirmó que él acudirá a la iglesia vestido de maestrante de Sevilla, uno de los numerosos títulos que os tenta.

A Carlos Martínez de Irujo le conoció hace cinco años, 'en Semana Santa, aunque fue a partir de febrero del año pasado cuando comenzamos a vemos más a menudo". Según la pareja, "no hubo una declaración fue algo espontáneo". La petición de mano oficial se realizará en abril, en Sevilla, y el regalo del novio será una pulsera, aseguró el duque de Huéscar.

La futura pareja vivirá en Madrid, "aunque volveré a Sevilla frecuentemente", comenta Matilde, que reside en un palacete de estilo veneciano en el centro de Sevilla, a escasos metros de La Campana y no muy lejos del palacio de Dueñas, residencia de la casa de Alba en Sevilla.

La Semana Santa es la fiesta de Sevilla que más le gusta a Matilde. "La prefiero a la feria, aunque también me gusta". Su novio la catalogó como una excelente bailaora de sevillanas, y, "aunque es una vergúenza decirlo, yo soy el único de la familia que no tiene ni idea de sevillanas", comentó Carlos Martínez de Irujo.

Este año, la pareja asistirá a la romería del Rocío, que no conoce Matilde. "Siempre me ha cogido en vísperas de exámenes y no he podido asistir, pero este año espero conocerla".

Carlos Martínez de Irujo y Fitz-James, será el 19º duque de Alba y 11º de Berwick. Licenciado en derecho, es consejero de numerosas empresas y miembro de varias fundaciones y asociaciones benéficas. El próximo mes de octubre cumplirá 40 años, y tiene una idea clara sobre la familia a formar, que comparte su novia: "No creo que sea numerosa". La pareja, según Carlos, buscará "un lugar con buen clima para pasar la luna de miel, es algo fundamental, aunque aún no lo tenemos decidido".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de marzo de 1988