El Banco Central rechaza la petición de Cartera Central para el nombramiento de dos consejeros

El Consejo de Administración del Banco Central, que celebró ayer su reunión mensual, se negó a aceptar de forma automática la propuesta de nombramientos presentada por el representante de Cartera Central, principal accionista del banco, y consejero de la entidad, Romualdo García Ambrosio. El consejo tomó nota de los dos nombres propuestos y acordó tomar una decisión en una próxima reunión, no fijada todavía. García Ambrosio pidió que se realizara una votación para el nombramiento de consejeros, petición que finalmente fue retirada. El consejo tuvo conocimiento de un informe de Alfonso Escámez, presidente de la entidad, en el que hizo referencias a los contactos mantenidos en las pasadas semanas para perfilar una posible fusión con otro gran banco nacional.

La decisión de no nombrar, en la reunión de ayer, a las dos personas propuestas por Cartera Central para. ocupar puestos en el Consejo de Administración del Banco Central puede representar, aunque se niegue por las dos partes, que las relaciones entre la línea ejecutiva de la entidad, encabezada por el presidente, y el principal accionista, que tiene más del 12%, siguen sin encontrar una vía de entendimiento.Existe un compromiso adquirido entre las dos partes en los días previos a la junta general de accionistas, celebrada en el pasado mes de enero, por el que se acordaba ampliar en tres el número máximo de consejeros del Banco Central con el fin de poder dar entrada a representantes del principal accionista en cuantía suficiente en relación al peso del capital que tiene. Este compromiso se concretaba en que antes de la junta de junio habría cuatro consejeros en represeritación de Cartera Central. El primero de ellos, Romualdo García Ambrosio, fue nombrado en la misma junta de enero y los otros tres podrían ser designados a partir del primer consejo de administración que se celebrara, desde ayer, a propuesta de Cartera Central. Sin embargo, el consejo no ha admitido la designación automática de las dos personas propuestas ayer por García Ambrosio.

Los problemas que han podido llevar a esta decisión tuvieron un preludio la semana pasada cuando Romualdo García Ambrosio, como secretario de Cartera Central, y Alberto Alcocer y Alberto Cortina como máximos representantes de esta sociedad, enviaron dos cartas al presidente del Banco Central en las que mostraban su preocupación porque, sin su conocimiento, estuviera llevando a cabo contactos con presidentes de otras entidades financieras de cara a una posible fusión.

Cartas polémicas

Alfonso Escámez contestó a dichas cartas remitiendo a la reunión de ayer del consejo, en la que explicaría su posición, al tiempo que en algunas reuniones públicas negaba haber mantenido, en los días en que se dijeron, reuniones con el presidente del Banco Hispano Americano, Claudio Boada, que pudieran tener como objeto la hipotética fusión. A pesar de esta negativa, y también posiblemente a pesar de las explicaciones dadas ayer en el Consejo de Administración del Banco Central, el representante de Cartera Central pidió el nombramiento de dos nuevos consejeros en cumplimiento de lo acordado en enero. El resto del consejo rechazó la propuesta, aunque aceptó discutirla en una próxima reunión.

Por otro lado, los intentos llevados a cabo por los responsables del Banco Popular para lograr hacerse con una participación del capital de un tamaño suficiente que les permita evitar posibles entradas de inversores no deseados parece estar dando resultados. En la actualidad, el grupo de poder dentro del banco tiene al menos el 38% del capital concentrado en dos grupos: el formado por el consejo de administración y el de la sindicatura de acciones, especie de segundo consejo ampliado. En algo menos de cuatro meses se ha alcanzado este porcentaje cuando, al principio, apenas se llegaba al 10% del capital total entre los dos grupos.

El Consejo de Administración del Banco Popular dio el martes pasado entrada formal a Alberto Parera, que estuvo vinculado a la industria de perfumería Parera, y que puede tener una participación accionarial ligeramente inferior al 1% del capital. Eduardo Sánchez Junco, director y principal accionista de la revista Hola, podría ser la próxima persona que se incorporara a este consejo, cuyo máximo número de miembros fue sustancialmente ampliado en la junta general de accionistas celebrada a finales de enero, precisamente para dar entrada a lo que, desde dentro del propio banco, se han denominado los tiburones internos".

Sánchez Junco tendrá que decidir si quiere o no formar parte del consejo, ya que por parte de dicho órgano de control no existe ninguna dificultad para ello en función de que ha adquirido recientemente una cantidad de acciones cercana al 1% del capital del banco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 24 de febrero de 1988.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50