Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Orantes culpa a la pista de la derrota de España

El capitán del equipo español de la Copa Davis, Manuel Orantes, justificó ayer la derrota de sus tenistas ante los de Dinamarca en la eliminatoria de octavos de final "por el tipo de superficie" en la que se jugó. Orantes explicó: "Es incomprensible que la Federación Internacional mantenga un reglamento tan anticuado que permite que se jueguen estos encuentros sobre pistas que no se utilizan en ninguno de los torneos del Gran Premió".

Las justificaciones de Orantes se centraron únicamente en el tipo de superficie utilizado por los daneses. La pista, de boltex la reglamentaria más rápida que existe, perjudicó ostensiblemente a los españoles en los servicios y los restos. Sin embargo, estas estratagemas son habituales en la Copa Davis España, sin ir más lejos, posee la ventaja de jugar sobre tierra batida, un suelo tan odiado por algunos jugadores -el alemán occidental Boris Becker o los estadounidenses- como la de boltex por los españoles.Emilio Sánchez Vicario y Sergio Casal coincidieron en culpar a la pista de la derrota. Casal, el número dos del equipo, dijo: "Los puntos se decidían en uno o dos tiros y así es imposible jugar". Sánchez Vicario expuso: "La cuestión es que, por muchos días que te entrenes sobre esta superficie, es imposible adaptarse de la forma como lo hacen los daneses, ya que no es lo mismo entrenarse simplemente que jugar partidos". Orantes considera también que el hándicap no se habría compensado con más entrenamientos: "El problema no es haber adelantado el viaje a Aarhus, ya que el primer día aún no habían instalado la moqueta".

Australia, clasificada

Pat Cash, al ganar a Francisco Maciel por 6-2, 4-6, 7-5 y 6-2, logró ayer que Australia se impusiera a México por 3-2 en la capital mexicana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de febrero de 1988