Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PDP pasa a llamarse Democracia Cristiana, guiado por un sondeo

El Partido Demócrata Popular (PDP), cambiará su nombre por el de Democracia Cristiana (DC) el próximo mes de marzo, al considerar que bajo esa denominación podrá recoger parte del voto del 8% de la sociedad española que se declara democristiana, según un sondeo encargado por el partido a un prestigioso grupo de sociólogos. Esta situación se confirmará en la convención del PDP de los días 4, 5 y 6 de marzo. Según un dirigente de este partido, "la etapa en la que nos presentamos como fuerza de centro no ha funcionado, esa es ya una experiencia quemada". El cambio de denominación puede traer el abandono de algunos dirigentes del partido, como es el del presidente del PDP de Galicia, Enrique Marfany.Aunque los líderes del PDP quieren esperar a la convención de marzo para oficializar el cambio de denominación, lo cierto es que el pasado 28 de enero, el comité ejecutivo del partido aprobó por unanimidad el abandono de las siglas actuales y su sustitución por las de Democracia Cristiana, según informaron cualificadas fuentes.

A raíz del fracaso electoral del PDP en las pasadas elecciones de junio, la nueva dirección, encabezada por Javier Rupérez, decidió comenzar una nueva etapa y tratar de reproducir "la travesía del desierto" del líder del CDS, Adolfo Suárez, durante los cuatro años en los que se mantuvo solo con Agustín Rodríguez Sahagán como única representación parlamentaria de su partido.

"La convención de marzo es el tramo final de un proceso de reflexión interna iniciado como consecuencia de los datos electorales de junio de 1987 y que ha dado en llamarse Refundación del PDP", se lee en un documento preparado para la reunión de marzo, a la que asistirán unas 350 personas, de las que sólo tendrán derecho a voto los 236 miembros del consejo político.

Un dirigente del PDP señaló que "con el ocultamiento de la verdadera personalidad ideológica del PDP las cosas han ido mal; la experiencia está quemada". En las anteriores elecciones el PDP presentó como reclamo electoral su carácter centrista.

La reafirmación de la identidad ideológica del partido es uno de los objetivos de esta convención. A esta conclusión de vender a partir de ahora democracia cristiana, han llegado con la ayuda de los resultados ofrecidos por un grupo de sociólogos en un amplio trabajo, cuya principal aportación es que el 8% de la sociedad se confiesa democristiana.

El presidente del PDP, Javier Rupérez, afirma que el partido quiere ofrecer "una oferta política con solvencia ideológica y de carácter nacional". A pesar de las declaraciones de autonomía, el PDP no descarta en absoluto ofrecerse a otra fuerza política en el momento de que se convoquen unas elecciones generales. No obstante, cuando llegue ese momento quieren ser un partido implantado en todo el territorio, muy activo en el Parlamento y con un apoyo internacional fuerte, con el objeto de que su aportación pueda ser sugestiva para cualquier otro partido político .sea de centro o de derecha", según las fuentes informantes.

El PDP tiene en estos momentos conflictos internos en Cataluña, con la reciente expulsión del diputado Pedro Costa; en Galicia, con su presidente, Enrique Marfany, que se opone al cambio de denominación; y en Andalucía, con el abandono de su dirigente Carlos Rosado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 8 de febrero de 1988

Más información

  • Posibles abandonos en el partido por el cambio de siglas