Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez declara la quiebra de la firma fabricante de los ordenadores Dragón

El Juzgado de Instrucción número 2 de Cáceres ha declarado en quiebra legal a la empresa Eurohard, dedicada a la fabricación de los ordenadores Dragón y sin actividad desde hace varios meses.

Eurohard, creada en 1984, en un antiguo almacén de piensos, contó con el apoyo de diversas instituciones públicas y con informes que indicaban que la firma Dragón Data se mantenía firme en el mercado. Se llegó a hablar del microordenador Dragón como el "seiscientos de la nueva tecnología". Fue ofertado al Ministerio de Educación y Ciencia sin resultados positivos. Las previsiones de capital social, inversiones y producción nunca se cumplieron, y su consejo de administración sufrió diversas modificaciones. En 1986 se descubrió un agujero de más de 300 millones de pesetas en impagados, talones sin fondos y ventas fantasmas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de febrero de 1988