Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Seat invertirá mas de 50.000 millones de pesetas durante 1988 en el desarrollo de nuevos productos

El director general de Seat, Juan Antonio Díaz Álvarez, anunció ayer en Ingoldstadt (RFA.), que Seat-Volkswagen invertirá durante este año más de 50.000 millones de pesetas en el desarrollo de nuevos productos. Esta inversión multiplica por cuatro las realizadas en 1987. Díaz Álvarez hizo estas manifestaciones al término de una visita a la factoría de Audi en Ingoldstadt, cerca de Múnich, en la que acompañó al alcalde de Barcelona, Pasqual Maragall. Maragall termina así una visita de tres días a la República Federal de Alemania.

Díaz Álvarez concretó que esta inversión se destinaría al proceso de desarrollo de nuevos productos, más concretamente, los nuevos modelos que deberán sustituir a corto plazo a los actuales Málaga y Marbella, y más adelante al Ibiza. Otros proyectos incluidos en esta inversión son las nuevas cajas de cambio y motores, y la renovación y petenciación de las prensas de la factoría de la Zona Franca. Maragall calificó este presupuesto de "absolutamente impresionante; el doble del que dispone el Ayuntamiento de Barcelona".En los dos ejercicios anteriores, Seat sólo invirtió alrededor de 12.000 millones anuales, " una cantidad meramente de mantenimiento", según Díaz Álvarez.

El directivo de Seat confirmó que Volkswagen invertirá en los próximos ocho años más de 450.000 millones de pesetas. Esta cifra se destinará en gran medida a la nueva cadena de montaje de automóviles y motores que se construirá en Martorell. En esta factoría se lanzará el nuevo modelo del Ibiza.

Díaz Fernández aseguró que la factoría de la Zona Franca no desaparecerá en los próximos años. Bien al contrario, "continuaremos una actividad importante". Seat piensa mantener en esta instalación el taller de prensas, que suministrará tanto a la nueva factoría de Martorell como a la de Landaben (Navarra), donde se fabrica el modelo Polo. El director general de Seat mostró su satisfacción por las ventas obtenidas el pasado año, que alcanzaron los 320.000 millones. Para 1988 se prevé una facturación de 375.000 millones de pesetas.

La conflictividad de Landaben

Díaz Álvarez se refirió con preocupación a la conflictividad laboral generada en estas últimas semanas en la factoría de Landaben, debido a la no renovación de contrato de 70 trabajadores eventuales. El ejecutivo de Seat justificó esta decisión en el descenso de la demanda europea del Volkswagen Polo en los últimos meses, y aseguró que los paros de estos últimos días y la huelga prevista para el próximo día 2 de febrero han congelado temporalmente la firma de 350 nuevos contratos eventuales destinados a reforzar la factoría de la Zona Franca. Estos contratos debían haberse firmado durante la presente semana.El mandatario de Seat puntualizó que la producción que dejará de realizarse por este motivo en Landaben podría ser fácilmente asumida por la factoría central de Volkswagen en Wolfsburg y advirtió contra el perjuicio que para Seat significaban ante la casa matriz las movilizaciones laborales contra la flexibilidad laboral.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de enero de 1988

Más información

  • Las nuevas partidas superarán en los próximos ocho años los 450.000 millones de pesetas