Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Bancos de Bilbao y Vizcaya inician una fusión amistosa

Los dos bancos vascos, Bilbao y Vizcaya, cuarto y quinto del ranking financiero español, hicieron ayer público el proceso de fusión en que se hallan embarcados desde hace varias semanas. Su objetivo es convertirse en la primera entidad del país y ser competitivos el año 1992, cuando entre en vigor el Acta Única y la libre circulación de capitales en la Comunidad Europea. Los presidentes de los bancos, José Angel Sánchez Asiaín y Pedro Toledo, que se reunieron en la sede vizcaína del Bilbao, informarán hoy a sus respectivos consejos de administración. Paralelamente, los presidentes de los bancos Central, Alfonso Escámez; Español de Crédito, Mario Conde; Hispano Americano, Claudio Boada, y Popular, Luis Valls Taberner, abrían ayer conversaciones para futuros procesos de la misma naturaleza.

Durante toda la tarde de ayer, en la sede bilbaína del Banco de Bilbao, des presidentes preparaban la reunión de sus consejos de administración para el día de hoy: José Ángel Sánchez Asiaín, patrón de las fusiones bancarias, y Pedro Toledo, máximo ejecutivo del Vizcaya. A última hora de la noche, un comunicado conjunto de ambos bancos reconocía los rumores que se habían multiplicado durante el día: las dos entidades vascas pueden convertirse en una sola. Únicamente el presidente de Gobierno, Felipe González; el ministro de Economía y Hacienda, Carlos Solchaga, y el gobernador del Banco de España, Mariano Rubio, conocían los contenidos de la entrevista. Las conversaciones entre Asiaín y Toledo se han multiplicado en las últimas jornadas, en el más absoluto secreto. En las últimas semanas, expertos de Hacienda han preparado los dictámenes oportunos mediante los cuales, y aplicando la legislación vigente sobre fusiones, se exonerará del pago de impuestos a las plusvalías generadas en la operación.Quizá como reacción a este proceso de fusión, los presidentes de otros cuatro grandes bancos iniciaban, conversaciones encaminadas en el mismo sentido. Escámez contactaba, al parecer, con Claudio Boada, y Mario Conde, el que resistió la oferta pública de adquisición de acciones de Asiaín -las OPA han pasado de moda-, dialogaba con Alfonso Escámez y con Luis Valls Taberner.

Páginas 49 a 51

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de enero de 1988

Más información

  • Movimientos de última hora entre Banesto, Central, Hispano y Popular