Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MONTAÑISMO

Un comité de expertos cuestiona los logros de la última expedición española al Everest

El comité nacional de expediciones de la Federación Española de Montañismo cuestiona, en un informe presentado recientemente, los logro de la denominada Expedición Española al Everest (8.848 metros), que en el pasado mes de septiembre afirmó haber abierto una nueva vía en el pico más alto del mundo. La nueva ruta, según los miembros de esa expedición, fue bautizada como Vía española. Según informa la agencia Efe, los miembros del comité nacional consideran que "la memoria de la aventura no se ajusta a la realidad".

El dictamen de este comité fue firma del por Josep Manuel Anglada, que lo preside. Junto a él, forman parte del comité Emilio Hernando, Mar¡ Abrego, Jerónimo López, Oscar Cadiach y Miguel Ángel Gallego, según informa Santiago Segurola. La expedición, formada por montañeros de diversas comunidades autónomas, estaba dirigida por el canario Antonio Ramos, e integrada, además, por Luis Barcenas, Luis Fraga, Pedro Hotst, Biscen ltxaso, José Agustín, Cristóbal Salas y Fernando Garrido -poseedor del récord de permanencia en altura, logrado en el Aconcagua durante 61 días-.En el pronunciamiento del comité nacional se afirma que la expedición "se inició y finalizó sin ética" y se concluye que es "inapropiado" hablar de vía española, ya que esta coincide con la vía japonesa creada con anterioridad.

Asimismo, se reprocha a sus responsables que hayan omitido en su memoria la utilización de sherpas (guías especializados del lugar) y por haber confundido a la opinión pública al asegurar que tres de los ocho españoles participantes lograron alcanzar la cota de 8.700 metros, cuando, en realidad, sólo uno de éstos y un francés pudieron conseguirlo. Según manifestaron a EL PAÍS miembros del comité, sólo Fernando Garrido y el francés Pierre Beguin llegaron a los 8.700 metros.

La expedición, cuyo jefe de honor fue el Rey Juan Carlos, emprendió el ascenso el pasado 1 de junio y regresó a España el 5 de septiembre. Durante dos días situó a Fernando Garrido a 8.700 metros de altura, a tan sólo 148 de la cumbre, pero, a causa del mal tiempo y la presencia de nieve movediza, no pudo hollar la cima. Como testimonio de su paso por el Everest depositó la bandera nacional.

Los miembros del comité consultados afirman que el informe pretende evitar un desprestigio internacional del montañismo español, y descartan totalmente que se haya abierto una nueva vía, e incluso una variante de una ruta ya existente. También rechazan cualquier intento de politización del tema, al tratarse de una expedición de varias comunidades que llevaba la bandera española. Hasta ahora, sólo vascos y catalanes han ascendido a la cima del Everest.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 27 de diciembre de 1987