Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los accionistas podrán vetar el acuerdo entre Texaco y Pennzoil

Un juez federal indicó el pasado martes que un comité de accionistas de Texaco deberá dar su visto bueno para que cualquier acuerdo entre los acreedores de esta compañía y la sociedad Pennzoil sea válido. Esta orden del juez Howard Schwartzberg acaba, por ahora, con el plan propuesto por el comité de acreedores para acabar con el litigio Texaco-Pennzoil.Un tribunal condenó a Texaco a pagar a Pennzoil 10.300 millones de dólares por haber interferido en la operación de compra de Getty Oil. Texaco apeló ante un tribunal de Tejas, que confirmó la sentencia y la elevada indemnización. Como última posibilidad, la compañía condenada al pago presentó su apelación ante el Supremo.

El nuevo plan de los acreedores, al que se opone el comité que representa a los accionistas de Texaco, cubriría todas las responsabilidades de Texaco por 3.500 millones de dólares a cambio del pago no reembolsable de 1.000 millones por parte del gigante petrolero. Además de los accionistas de Texaco, también se opone a este plan Carl C. Icahm, presidente de Trans World Airlines, que ha acordado asumir el control del 12,3% del accionariado de Texaco, lo que le convertirá en el máximo accionista.

El plan del comité de acreedores quiere ser una especie de póliza de seguros, ya que, dicen los abogados, ninguna de las dos compañías sabe si el Tribunal Supremo de Estados Unidos aceptará la apelación presentada por Texaco. Por tanto, lo mejor para todos sería llegar a un compromiso.

Los accionistas, sin embargo, consideran que este plan, supondría unas pérdidas muy importantes para ellos, además de reducir las posibilidades futuras de Texaco de recaudar capital.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de diciembre de 1987