Tribuna:Tribuna
i

Los bancos se unen al vendedor

La debilidad que venían mostrando los mercados de valores ha terminado por contagiarse al sector bancario, con lo que desaparece la última resistencia creada ante la orientación negativa. La baja registrada en esta última sesión lanza otra vez el mercado a la búsqueda de su nivel de apertura anual, hasta ahora el único factor que ha sido capaz de hacerle reaccionar con su proximidad. En las ocasiones anteriores fue el nivel del 209% el que proporcionó los argumentos para un intento de mejora, pero ahora, una vez fracasado este intento, resulta difícil confiar en una repetición, sobre todo porque la situación de los precios es mucho peor, en términos generales, pues sólo el sector bancario mejoró sus posiciones mientras que el resto de los grupos ha sufrido un lento, pero constante, goteo a la baja.La situación del resto de los mercados no invita, precisamente, a los inversores españoles a ser optimistas, sobre todo con un dólar a la baja que aumenta el atractivo de la salida de la inversión extranjera de estas bolsas, al tiempo que inclina las demás a la baja. Como cada vez que el ambiente es negativo, salen a relucir las predicciones -algunas muy recientes- sobre los malos tiempos que se avecinan, y la nueva aportación de papel que genera este ambiente no viene sino a confirmar lo acertado de la profecía.

Una apertura muy débil de los sectores eléctrico y de automoción, vino a confirmar las expectativas bajistas de esta jornada, mientras que los sondeos sobre la caja de los valores bancarios comenzaban a indicar el retroceso de las órdenes compradoras, situación que fue provocando la acumulación de papel, en torno a la mayoría de los corros. Sólo algunos valores de los más castigados recibieron fuera de hora algunos tanteos compradores en busca de una reacción a corto plazo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 01 de diciembre de 1987.