El nuevo presidente de AP de Andalucía pide más atención a los sectores populares

El presidente de Alianza Popular (AP), Antonio Hernández Mancha, clausuró ayer en Granada el congreso de AP de Andalucía, en el que se eligió nuevo presidente regional a Gabino Puche, con constantes llamamientos a la apertura de su partido a los sectores populares más necesitados. Puche manifestó ante los congresistas que el progresismo no es un patrimonio de la izquierda y que es necesario implantar entre los núcleos populares un partido que, según su definición, es ante todo liberal, progresista y populista.

Hernández Mancha rechazó poner el acento en el calificativo conservador para AP, y se inclinó por la atención a las clases populares.El congreso celebrado este fin de semana eligió a Puche por 1.645 votos a favor y 132 en blanco. Con el presidente compondrán la ejecutiva otras 20 personas, que representan a la generalidad de las provincias andaluzas y a los líderes del grupo parlamentario regional. La elección de Puche pone fin a un largo período de interinidad desde que Hernández Mancha fue elegido presidente nacional de AP, en febrero pasado, en sustitución de Manuel Fraga.

El intento de designar nuevo presidente regional en marzo pasado al gaditano José Ramón del Río se saldó con un fracaso, ante la oposición frontal de las provincias orientales, y en especial de Gabriel Díaz Berbel, en tonces presidente provincial de Granada, y que también aspiraba al liderazgo regional.

En lugar de Del Río, la reunión que la junta regional celebró en Algeciras, el 13 de marzo, con la presencia de Hernández Mancha, eligió una presidencia colegiada formada por prácticamente todos los dirigentes provinciales. En esta situación, Gabino Puche fue propuesto en agosto como candidato de consenso por la dirección nacional, en la que el nuevo presidente andaluz es uno de los hombres de confianza de Hernández Mancha.

En una conferencia de prensa previa a la clausura del congreso, el presidente de AP afirmó que el congreso nacional se pronunciará en última instancia sobre la definición ideológica del partido, aunque adelantó que desde luego la voluntad es abrirse a los sectores sociales que hasta ahora han podido tener reticencias hacia AP. Para Hernández Mancha no se trata tanto de una reforma del partido como de poner el acento en otros puntos y romper el mito de que Alianza Popular es una organización "carca" que mira al pasado.

Al preguntarle si asumía el calificativo de liberal progresista resaltado por el nuevo presidente andaluz, Hernández Mancha dijo que no coincidía de plano con Puche, y que él pondría más el acento en la atención a las clases populares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 29 de noviembre de 1987.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50