VELA

Una sentencia judicial revoluciona el reglamento de la Copa América

La Corte Suprema del Estado de Nueva York ha ordenado al actual poseedor de la Copa América, el norteamericano Dennis Corner, aceptar el desario lanzado por Nueva Zelanda para una regata, a celebrar en el plazo de 10 meses, sobre veleros gigantes. IA sentencia ha convulsionado al mundo de la vela en Estados Unidos, ya que la Copa América, que detenta el San Diego Yacht Club desde el pasado mes de febrero cuando se lo arrebató a Australia, no debía ponerse en juego hasta el verano de 1991, según el reglamento que regía esta competición en los últimos años.

Carmen Beauchamp Ciparik, juez de la corte suprema de Nueva York, ha resuelto así el proceso que ha copado la atención del mundo del deporte estadounidense en los últimos tres meses. La resolución ha sido provocada por una demanda presentada por Michael Fay, un banquero neozelandés inexperto en el mundo de la vela, que encontró un punto débil en el reglamento de la Copa América.Fay, aconsejado por el abogado Andrews Johris, estudió los 12 párrafos del Deed of Gi0tque rige, desde el 24 de octubre de 1887, el desarrollo de la Copa América. Ese acta de donación respeta escrupulosamente las últimas voluntades de George 1. Schuyler, último de los propietarios de la goleta América que ganó en agosto de 1851 la regata alrededor de la isla de Wight, origen de la competición. Fay y Johris encontraron que dicho reglamento decía: "Cualquier Yacht Club de una nación extranjera puede lanzar un desafio por la Copa América para enfrentarse a un yate construido en el país poseedor del trofeo". Según el reglamento, el desafio debe ser disputado 10 meses más tarde.

El banquero neozelandés desafió a Dennis Comer, actual poseedor del trofeo, el pasado 15 dejulio, y le anunció que pensaba. construir un barco de casi 31) metros con unas velas de 800 a 1000 metros cuadrados, muy superior a los barcos de 12 metros y 250 metros cuadrados de vela que disputaron la. última edición de la Copa de América. La embarcación neozelandesa tendría una tripulación de 20 a 30 hombres, contra los 11 de los de 12 metros.

La corte suprema de Nueva York anunció su decisión, favorable a la demanda, el pasado miércoles. La juez Carmen Ciparik considera que Dennis Comer debe aceptar el reto, entregar la Copa de América o negociar una fórmula aceptable con el desafiante.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS