Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Renta Inmobiliaria amplía su capital en 5.000 millones

A partir del próximo lunes se inicia la ampliación del capital de Renta Inmobiliaria prevista para el pasado día 5 y que fué aplazada por los últimos acontecimientos que ha vivido el mercado bursátil. Aunque las aguas no se han calmado, no han querido esperar tampoco más tiempo, y el día 23 comienza el plazo de suscripción de los más de diez millones de acciones nuevas.

El volumen de la ampliación supera los 5.000 millones de pesetas, lo que supondrá un capital de 12.000 millones cuando finalice el plazo el próximo 23 de diciembre. Los recursos propios se situarán en unos 35.000 millones de pesetas, cifra semejante a la que se ha establecido para la compra de los bienes inmobiliarios del grupo cinematográfico norteamericano Cannon, controlado también, como Renta Inmobiliaria, por el grupo luxemburgués Interpart.

Esta operación podría firmarse en los próximos 15 dias, plazo en el que puede ser aprobada también por las autoridades españolas, por lo que según el presidente Renta Inmobiliaria, Juan Antonio Robles, se cerraría antes de las Navidades.

Actualmente el patrimonio inmobiliario de la compañía es de 21.000 millones de pesetas, abarcando una superficie total de 172.595 metros cuadrados. Al cierre M presente ejercicio se preven unos beneficios netos de 600 millones de pesetas, habiéndose distribuido ya un dividendo a cuenta del 8% que se incrementará en una cantidad todavía sin determinar.

Para el próximo mes de marzo está prevista una nueva ampliación de capital, en este caso liberada, por importe de 3.372 millones de pesetas, y la proporción de suscripción será de una acción nueva por cada tres antiguas. En caso de que la próxima ampliación tenga la respuesta esperada, después de las vacaciones navideñas el consejo de administración de Renta Inmobiliaria pondrá sobre la mesa la adquisición definitiva del edificio del Banco Santander en el complejo AZCA, junto con el resto de las propiedades inmobiliarias del grupo suizo BTK, actual propietario del mismo, tras comprárselo al banco por 10.000 millones, con lo que habría conseguido una plusvalía de 2.000 millones en menos de un año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de noviembre de 1987