El Madrid y la federación se imputan mutuamente la decisión del viaje de Gordillo a Sevilla

El Real Madrid organizó el viaje de Gordillo a Sevilla a instancias del periodista José María García y sin autorización oficial, según fuentes federativas; según el club madridista, después de que el secretario federativo, Agustín Domínguez, le solicitara al fugador. El Madrid pasrá los gastos del viaje de Gordillo y del doctor Herrador a la federaión. Ésta piensa rechazarlos "porque no hubo llamada oficial". Víctor -el capitán de la selección- y Zubizarreta criticaron a García en Antena 3. "Has desequilibrado a la selección con tus mecanismos a tres bandas para que regresara Gordillo" le dijo Víctor.

Más información
El retraso del alta médica produjo las desavenencias

José María García mantuvo un coIoquio en la noche del miércoles, pocas horas después del España-Albania, con Miguel Muñoz, Gordillo, Víctor, Zubizarreta, Goikoetxea y Butragueño -estos dos últimos no llegaron a intervenir- para tratar de aclarar todo lo ocurrido en torno al re eso de Gordillo. El periodista contó que, en su primera llamada a Muñoz, en la mañana del martes -que aprovechó para censurarle, según dijo, unas declaciones contra el Real Madid por el frío parte médico del club sobre Gordillo-, el técnico aseguró: "Ojalá estuviera Gordillo aquí". Desde ese instante, García, que informó al seleccionador de que Gordillo se había erIrenado con normalidad, traté, como buen español", de conseguir que Gordillo volviera.El periodista llamó entonces a Gordillo, pero, al no estar en su casa, le dejó a su mujer un númera de teléfono de Sevilla para que el jugador hablara con Muñoz. Gordillo lo hizo y le comentó a Muñoz que se había entrenado bien. Muñoz dudó y no se atrevió en ese momento -ni en los posteriores- a tomar una decisión. En el curso del programa, García dijo que Agustín Domínguez, secretario general de la federación y cuyas relaciones con el gerente del Madrid, Manuel Fernández Trigo, no son cordiales, no fue en ningún momento partidario del regreso de Gordillo porque éste ne tenía el alta médica.

Mientras tanto, García prosiguió su actividad. Siempre según afirmó anteanoche, en una de sus llamadas al Madrid se le informó que el club había decidido el viaje de Gordillo y del doctor Herrador para las 7.30 del miércoles. García hizo ver entonces al gerente la inconveniencia del madrugón para el jugador y le ofreció a Fernández Trigo que podría conseguir que Gordillo viajase a las nueve de la noche del mismo martes, como así fue. Este cambio horario por el problema del madrugón se le ocurrió al Madrid, según fuentes del propio club.

Ya en Sevilla, Gordillo no encontró buen ambiente entre sus compañeros, que estimaron absurdo el mecanismo de su regreso. Muñoz, ante el cariz que tomaron los acontecimientos, volvió a mostrarse indeciso, hasta que en una reunión con los jugadores resolvió: "Gordillo no va a jugar". Pese a ello, nadie evitó el madrugón del doctor Herrador, médico del Madrid, que viajó a Sevilla en el primer avión de la mañana siguiente para dar el alta médica al jugador.

Víctor intervino en el programa y le dijo a García: "Hemos escuchado tu novela por entregas. Nosotros queremos a Gordillo y estamos de acuerdo en que fuese

Trámites administrativos

García afirmó entonces que había tratado de facilitar trámites administrativos, a la vista "de lo mal que funcionan la federación y su secretario general", mientras Muñoz admitió que debió haber llevado la iniciativa desde el primer momento y que no se le había ocurrido hablar -"no sé por qué no lo he hecho"- con los médicos del Madrid antes de la primera marcha de Gordillo. Zubizarreta, en respuesta a unas insinuaciones de García respecto a que el malestar de los intemacionales obedecía a que con Gordillo eran 17 y eso creaba problemas a la hora de jugar y de repartir las pámas, afírmó con rotundídad: "No nos hemos desequilibrado por ser 17. El desequilibrio viene porque por vez primera el seleccionador no dio el equipo tras el último entrenamiento, como es su norma; porque al estar Gordillo en Sevilla, donde tiene un carisma especial, si no hubiese jugado el público podría. haber reaccionado mal, y porque se han provocado largas reuniones en vísperas de un partido decisivo".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS