George Harrison,

ex componente de The Beatles y uno de los productores de la película Shanghai surprise, protagonizada por la cantante Madonna y su marido, Sean Penn, ha revelado a la revista Woman que trabajar con ambos fue "una horrible pesadilla" y que sus continuas peleas crearon un ambiente tal "que el rodaje se hizo insoportable para todos". George Harrison lamenta también que la pareja se negara a posar para los fotógrafos durante la campaña publicitaria, y reconoce que para rodar Shanghai surprise eligieron "el peor guión, el peor director y los peores actores", por lo que "tuvimos mucha suerte al recuperar el dinero que invertimos y no perder hasta la camisa".

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 16 de noviembre de 1987.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50