Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso norteamericano da marcha atrás y decide aumentar los impuestos para combatir el déficit fiscal

El Cogreso de los Estados Unidos decidió en la madrugada de ayer dar vía libre a un proyecto de aumentar los impuestos que había sido rechazado unas horas antes, previa propuesta del Partido Demócrata. La decisión supone para los contribuyentes norteamericanos un desembolso de 12.000 millones de dólares en el año fiscal que comenzó el pasado uno de octubre. Esta medida se interpreta como una reacción a la caída de la Bolsa de Nueva York la pasada semana, una de cuyas causas, según todos los expertos, fue lo excesivo del déficit fiscal norteamericano.El objetivo del Gobierno de EE UU es conseguir una reducción en el déficit fiscal de 23.000 millones de dólares y la medida es resultado de las negociaciones mantenidas la pasada semana entre el presidente Ronald Reagan y los representantes republicanos y demócratas, tras el derrumbe de la bolsa. El acuerdo deberá seguir todavía el trámite parlamentario por lo que podría sufrir modificaciones. Los expertos esperan, por otra parte, decisiones que supongan un recorte en el gasto público para hacer posible la anunciada reducción del déficit fiscal.

Ayer se hizo público el índice de los nueve indicadores más significativos de la economía norteamericana que registró un descenso del 0,1% en el mes de septiembre, frente a una subida del 0,6% en agosto, según el Departamento de Comercio. El descenso se atribuye a una caída en el promedio de las horas semanales trabajadas durante el pasado mes, a la baja en las cotizaciones bursátiles, el cambio de precio en las materias primas y las menores compras de equipamientos industriales.

Este índice contiene elementos que permiten predecir el comportamiento de la economía norteamericana en los próximos meses y, según los analistas, cabe esperar una tendencia a la baja en el último trimestre del año.

Ayer se conoció también que el superávit por cuenta corriente japonés que fue de 8.380 millones de dólares en septiembre frente a 9.240 millones del mismo periodo del año anterior, según Shearson Lehman/ American Express.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de octubre de 1987