Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

González Laxe resalta la escasez de cargos de la Xunta de Galicia

Santiago de Compostela

., El presidente de la Xunta, Fernando González Laxe, en su primera comparecencia ante el Parlamento gallego después de la moción de censura que lo aupó al cargo, en el que sustituyó al aliancista Gerardo Fernández Albor, denunció la falta de traspaso de poderes de su predecesor, encontrándose a su llegada al palacio de Raxoi (sede del Gobierno gallego) con cargos públicos cesantes de vacaciones y despachos vacíos o cerrados bajo llave. Laxe explicó, a instancias del Grupo Popular, los cambios que introdujo en la Administración autonómica.

Significó González Laxe que Galicia, con 10 consejerías y 54 direcciones generales, es la comunidad de las que accedieron a la autonomía por la vía del artículo 151 de la Constitución con menos cargos públicos.

La remodelación administrativa acordada en los dos primeros consejos por su Gobierno supuso la creación de una nueva consejería -Trabajo y Bienestar Social- y cinco direcciones generales o cargos similares, lo que supone un aumento del gasto en personal de 50 millones de pesetas al año sobre los 70.000 millones con que cuenta este capítulo en el presupuesto de la comunidad autónoma.

Desilusión

A lo largo de su intervención hizo una justificación pormenorizada de los cambios administrativos. La orientación del discurso no satisfizo a los portavoces de los nacionalistas de izquierda, que criticaron la carencia del' programa e improvisación del Gobierno presidido por Laxe.Sin embargo, el portavoz de los populares, Víctor Manuel Vázquez Portomeñe, declaró antes del debate que su propósito era incidir en las justificaciones de la remodelación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de octubre de 1987