El gobernador de Barcelona retuvo 75 minutos la infomación sobre las causas del apagón

El gobernador civil de Barcelona, Ferran Cardenal, retuvo durante 75 minutos la divulgación de las causas del apagón registrado en la noche del miércoles, que afectó a toda Cataluña, Zaragoza y amplias zonas de Castilla, según se desprende de un informe oficial realizado por su gabinete. Cardenal fue informado del origen de la avería por la Dirección General de Protección Civil a las 23.15 del miércoles, pero no compareció ante los medios de comunicación para dar cuenta de lo sucedido hasta las 0.30 de ayer. Los ciudadanos no fueron informados oficialmente de las causas del accidente hasta las 0.10 de ayer. En ese momento, el portavoz de la Delegación del Gobierno explicó, a través de Catalunya Ràdio, que la interrupción del suministro había sido provocada por la explosión de un interruptor de la subestación de FECSA en Sentmenat.

La falta de información que sufrió el ciudadano fue provocada, en primer lugar, por los efectos causados en las comuncaciones telefónicas por el corte de suministro. Este hecho provocó, por ejemplo, que el gobernador civil de Barcelona tuviera que ordenar que coches patrulla de la Policía Nacional acudieran a las sedes de las distintas compañías en demanda de información.A la dificultad de las comunicaciones telefónicas, se sumó el retraso de FECSA en informar sobre el origen de la avería y en evaluar su alcance. Las autoridades gubernativas de Cataluña fueron informadas de que el fallo radicaba en la subestación de Setmenat por la Dirección General de Protección Civil, que, a su vez, la obtuvo a través del Centro de Control Eléctrico, del Ministerio de Industria. Esta información, según un informe oficial, fue transmitida al Gobierno Civil de Barcelona a las 23.15.

Pese a disponer de esta información, Cardenal no compareció personalmente ante los medios de comunicación hasta una hora y cuarto después, es decir, a las 00.30 horas de ayer. "Se decidió retrasar la aparición pública del gobernador hasta contar con todos los datos, pero, entretanto, su portavoz informó de la situación a través de las emisoras de radio que funcionaban", comentaron fuentes gubernativas. A las 23.30, cuando ya se conocían las causas, este portavoz se limitó a comentar que la hipótesis del atentado quedaba descartada.

El gobernador civil de Tarragona, Vicente Valero, utilizó el programa informativo de la Cadena Ser, Hora 25 para solicitar a la población que mantuviese la calma.

Ninguna otra autoridad de la Administración central, autonómica o local se dirigió a los ciudadanos para explicar lo ocurrido, aunque los portavoces de la Delegación del Gobierno y del Gobierno Civil colaboraron activamente con los medios de comunicación.

"No se podía hacer mucho más de lo que se hizo", declaró ayer en Madrid José Antonio Lazuen Alcón, subdirector general de Protección Civil. "Cumplimos con nuestros objetivos, especialmente el de averiguar y transmitir a la opinión pública que el incidente no estaba causado por un atentado, si no que se trataba de un problema técnico. Logramos así tranquilizar a la población". Lazuen no especificó en ningún momento cómo se había logrado esa tranquilidad. Su declaración contrasta con la total ausencia de información pública fiable durante, al menos, setenta minutos (entre las 22,45 en que se produjo el corte y la 00.10 en que el portavoz de la Delegación del Gobierno, Joan Busquet, realizó la primera declaración).

Los intentos de las emisoras de radio de contactar con FECSA para conocer detalles de la avería resultaron tan vanos como los que realizó la propia Administración. Inexplicablemente, la compañía afectada no emitió un comunicado explicativo hasta cinco minutos antes de las dos de la madrugada. Los organismos de la Administración periférica del Estado no pudieron obtener la confirmación de la empresa hasta esa hora, bastante después de haberla conseguido a través de Protección Civil.

En cuanto a la Generalitat, que tiene competencias en industria y en seguridad ciudadana, su única actividad conocida estribó en la movilización de los bomberos, sin constar que el conseller de Gobernación acudiese a tranquilizar a la opinión. Un portavoz autorizado se limitó a indicar a este diario que no emitirían ninguna declaración sobre el asunto en el día de ayer.

Causas desconocidas

La dirección de FECSA establecerá hoy un programa de investigación para averiguar las causas que originaron el estallido del interruptor de Sentmenat que ocasionó el apagón. A la investigación se incorporarán técnicos de Westinghouse, compañía fabricante del interruptor. Hasta dentro de unos días no se conocerán sus conclusiones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0015, 15 de octubre de 1987.

Lo más visto en...

Top 50