Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:

'Kabuki' electrónico

El pasado viernes, Televisión Española emitió en directo desde el Palacio de Congresos y Exposiciones de Madrid un espectáculo de kabuki, modalidad de teatro tradicional japonés del siglo XVI. La retransmisión, ya de por sí sorprendente para un telespectador español poco acostumbrado a este tipo de espacios televisivos, tenía una peculiaridad más: duraba cerca de cuatro horas. Mientras tanto, la primera cadena emitía dos programas de máxima audiencia: En familia, de Iñaqui Gabilondo, y la película Forajidos de leyenda, de Walter Hill.La particular versión de kabuki electrónico que emitió TVE fue vista, al menos un instante, por más de nueve millones de espectadores. Según los datos del audímetro, la mayor parte de los espectadores no resistieron completa la retransmisión, sino que ojearon el espacio, para volver a la primera cadena. Pese a ello, la audiencia, fiel al monitor, nunca dejó solo el programa. En los momentos más bajos, 800.000 espectadores se mantenían ante la pantalla. En los más altos se llegó hasta los tres millones.

En el primer canal, 16,5 millones de personas se agolpaban ante las aventuras de Jesse James y sus hermanos. La curiosa experiencia vivida el viernes pasado demuestra que, al final, satisfacer los gustos de los telespectadores tampoco es tan dificil. Como indica el decir popular: ¡Hay gente pa tó!

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de octubre de 1987