Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Phillips, del Cajacanarias, detenido por la Guardia Civil por disparar contra un 'pub'

El jugador norteamericano, Eddie Phillips, del Cajacanarias, fue detenido ayer junto a su novia por la Guardia Civil en Tenerife en relación con dos disparos de arma corta efectuados en la madrugada del mismo día desde un vehículo contra una discoteca del sur de la isla. El estadounidense prestó a mediodía de ayer declaración ante el titular del Juzgado de Instrucción de Granadina. El jugador permanecía ayer detenido dentro de las 72 horas previstas por la ley, y se le imputa un presunto delito de tenencia ilícita de armas y la autoría de varios disparos efectuados al aire.

El jugador celebraba su cumpleaños, en compañía de su novia, de la misma nacionalidad, y del otro extranjero del equipo canario, Michael Harper, en Playa de las Américas, núcleo turístico de la isla, tras haber paticipado en la sesión de entrenamiento el martes, que se desarrolló con toda normalidad. El entrenador del equipo, José Carlos Hernández Rizo, y la directiva mostraron su extrañeza ante los incidentes ocurridos, "ya que habíamos vivido una jornada feliz en la que brindamos con champán por los 26 años de Phillips".Phillips y Harper se vieron envueltos, a las cuatro de la madrugada de ayer, en Playa de las Américas, en una reyerta ocurrida en la discoteca Bobby's Bar, en la que intervinieron, además, los propietarios de esta y un grupo de italianos. Aunque la causa del altercado no ha sido suficientemente aclarada, se debió, al parecer, a una actitud de rechazo hacia la presencia de los jugadores de color. El citado establecimiento es frecuentado por turistas de nacionalidad británica y está situado en el centro comercial Verónica 3, donde se registran asiduamente alteraciones del orden.

Versión oficial

Según una nota oficial de la Guardia Civil, "los vigilantes de la compañía Star detuvieron de forma violenta a los dos individuos de raza negra, esposando a Michael Harper". Ambos fueron puestos en libertad, tras ser conducidos al cuartel de dicho cuerpo en el sur de la isla, al no ser presentada ninguna denuncia contra ellos, pero, en dicho comunicado, se alude a que dos personas de color efectuaron más tarde dos disparos con una pistola Parabellum de 9 milímetros desde el interior de un vehículo contra la fachada de la discoteca.Los impactos provocaron la rotura de un cristal, que ocasionó lesiones leves a una súbdita británica. La Guardia Civil logró detener a las 6.20 horas, tras una persecución, a Phillips y su novia en el municipio de Candelaria, a más de 60 kilómetros del lugar del suceso. El otro jugador, Harper, había regresado a su casa.

El ahogado encargado de la defensa de Phillips prefirió ayer guardar silencio sobre el contenido de las declaraciones efectuadas por su cliente ante el juez alegando que el caso estaba bajo secreto judicial. El jugador norteamericano permanecía ayer detenido sin que trascendiera oficialmente ningún cargo en contra suya. Los hechos en que se ha visto involucrado el jugador norteamericano plantean algunas contradicciones que no han podido ser esclarecidas totalmente.

Según algunos expertos que han realizado una inspección ocular en la discoteca donde se registró el incidente no han logrado determinar con exactitud si los disparos se realizaron desde el exterior, como asegura la versión de la Guardia Civil. El hecho de que el agujero de los impactos sea limpio en la parte externa de los cristales del establecimiento alimenta la hipótesis de que los proyectiles realizaron una trayectoria desde el interior del local hacia la calle.

Tanto Phillips como Harper habían sido sancionados en la pretemporada por la directiva del club a causa de su comportamiento poco deportivo en algunos encuentros, pero se habían comprometido a corregir su conducta y actuar disciplinadamente. Eddye Phillips, 2.02 metros de estatura, es natural de Alabama. Esta es su cuarta temporada en el Cajacanarias y en la pasada fue máximo anotador de la Liga con 1.076 puntos (35 por partido) y tercer reboteador (324).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de octubre de 1987