Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

Mensaje de Velázquez

Después de haber leído Las Meninas, por Antonio Buero Vallejo, me pregunto si todo ser humano, como Velázquez, busca la clase de comunicación que éste buscaba. Estoy seguro de que sí, pero no al mismo nivel. Debo de cambiar el uso del verbo en la primera frase. En lugar de utilizar busca debo de escribir necesita, ya que no todo ser humano solitario es consciente de su soledad. El que sí está consciente de ella o más bien decir el que la reconoce, pienso que busca esta comunicación. En otras palabras, busca ser entendido por alguien profundamente entendido. Debo de aclarar aquí que ser amado y ser entendido son dos cosas muy distintas. Juana, la esposa de Velázquez, amaba a su esposo, pero no lo comprendía (pensaba que ser amado sería suficiente para cualquier persona. Obviamente, no. Es por esto que muchos nos sentimos solos aun cuando estamos rodeados por muchísima gente). En la obra, sólo existía una persona que podía ayudar a Velázquez a combatir su soledad, esa persona era Pedro. La razón: entendía sus pinturas; las pinturas de Velázquez eran Velázquez, y Velázquez era sus pinturas. No obstante, en las pinturas de Velázquez vemos el reflejo de una España triste -ésta es la verdad, y la verdad escondida es lo que pintaba Velázquez.Velázquez llegó a percibir sus creaciones escandalosas con unamente magnánima, limpia, no con una mente lasciva, como la de esos personajes dañosos que lo rodeaban (e. g. el Marqués, Nieto Velázquez, Nardi). Es esta mente afable la que busca la verdad y la comunicación en un nivel profundo. No todos tenemos esta clase de mente, que nada tiene que ver con la inteligencia, y, por consiguiente, no todos buscamos ese nivel de comunicación que buscaba Velázquez. ¡Qué lástima!-

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS