Temporales de lluvia dificultan la 'operación retorno' en la Costa del Sol

Las intensas lluvias caídas desde el viernes en la comunidad andaluza están dificultando la buena marcha de la operación retorno en la Costa del Sol. El mal tiempo reinante provocó ayer inundaciones en Málaga y Jaén, al igual que ocurrió el día anterior en Marbella. Varias familias tuvieron que ser evacuadas por los efectos de la lluvia, y las inundaciones provocaron desvíos de vehículos en las vías que unen Málaga con Cádiz y Córdoba.

Más información

Una tromba de agua descargó a primeras horas de la mañana de ayer cerca de 80 litros por metro cuadrado en Málaga capital y cantidades similares en otras poblaciones de la zona oriental de la Costa del Sol, y otro fuerte aguacero se volvió a declarar a primera hora de la tarde. La lluvia provocó numerosos problemas de tráfico, con una decena de accidentes leves e inundaciones en viviendas. Una familia marroquí tuvo que ser evacuada por los bomberos del interior de su vehículo, que habían aparcado en un paso subterráneo para pasar la noche. La gravedad de la situación, añadida a la precariedad de servicios con que cuenta la capital malagueña para defenderse de los rigores climáticos, tan poco habituales en estas latitudes, obligó a los servicios locales de Protección Civil a declarar un estado de prealerta en toda la ciudad.

El servicio aéreo del aeropuerto de Málaga consiguió normalizarse a media mañana, tras los retrasos provocados por las fuertes tormentas, y las comunicaciones marítimas fueron irregulares.

Las precipitaciones también fueron intensas en Estepona, donde se rompió una conducción de la presa del río Verde en Benalmádena, lo que provocó la inundación de los bajos de una clínica.

La lluvia comenzó a las seis de la mañana y continuó hasta pasadas las diez. En varios puntos de la capital se produjeron inundaciones que afectaron al tráfico, y hubo que desviar la circulación, especialmente en la carretera de Cádiz, ya que el paso de vehículos introducía el agua de la calzada en el interior de las viviendas.

Esta agua contenía residuos de petróleo procedente de las instalaciones próximas de Empetrol, extremo que los vecinos afectados denunciarán después de que ayer un notario levantase acta de la situación.

Las fuertes lluvias en toda la Costa del Sol coinciden con la salida masiva de veraneantes. Según la Jefatura Provincial de Tráfico, la N-340 soporta una circulación de más de 50.000 vehículos diarios, que en su mayoría se dirigen hacia la salida norte de la capital, por la carretera de Las Pedrizas.

Fuerte viento en Jaén

Por otro lado, una fuerte tormenta descargó a mediodía de ayer en la provincia de Jaén y produjo inundaciones en numerosas viviendas. El fuerte viento reinante llegó a arrancar árboles. Una de las localidades más afectadas ha sido Huelma, situada en la sierra Magna, con una población de 5.700 habitantes. Durante 15 minutos, una intensísima tromba de agua inundó la parte baja del pueblo sin producirse víctimas, aunque sí importantes daños materiales aún sin evaluar. Ésta es la segunda vez desde que se inició el verano que esta localidad jienense ha sufrido destrozos como consecuencia de las tormentas registradas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 29 de agosto de 1987.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50