Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

Romina Yolanda,

cuarta hija de la famosa pareja italiana Al Bano y Romina Power, fue bautizada el domingo en Marbella, en una ceremonia a la que asistieron más fotógrafos que invitados, entre ellos los padrinos, el conde de Perlac y Gunilla von Bismarck. Para desesperación del oficiante, un cura de la Embajada italiana, más de 25 reporteros tomaron al asalto la reducida capilla, a pesar de que les pidió compostura. Finalmente, haciendo gala de buen humor y conocedor de su impotencia, dijo que eran "como niños grandes" y que "será mejor que los dejemos". El bautizo no sólo tuvo problemas de espacio: la misma mañana, un párroco de Marbella publicó una nota en la que advertía que, sin los permisos necesarios, la ceremonia no sería válida para la Iglesia. Ante ello, el padrino pasó todo el día recabándolos, y sólo al filo de la hora programada logró tener los papeles en regla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de agosto de 1987