Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:

Woody Guthrie, un héroe americano

La hoja informativa de televisión dice de Woody Guthrie -sobre el que trata la película Esta tierra es mi tierra que se emite esta noche- que es un héroe americano. ¿Es cierta esta afirmación? Probablemente sí, aunque, desde luego, no sea el héroe de la América reaganiana de los años ochenta. En todo caso, sería el héroe de esa otra América marginal, popular y rebelde que ha escrito buena parte de la.intrahistoria americana en su oposición al sistema.

Lo que sí es Woody Guthrie (1912-1967) es uno de los grandes cantantes y compositores de canciones que ha dado Estados Unidos: el último de los viejos trovadores y el primero de los cantantes contemporáneos.

Con él acabó el ciclo folclórico de las canciones populares americanas y se abrió el de la canción como forma artística. Vagabundeó por todo el territorio americano como viajero clandestino en trenes- de carga o como precoz autoestopista.

Esta tierrra es mi tierra, hoy, a las 22

15, por TVE-1.

Colaboró con los sindicatos, para los que escribió infinidad de canciones, conoció en detalle el Metro de Nueva York y los caminos polvorientos de California, y dejó retratada en miles de canciones la América en crisis de los años treinta y cuarenta.

En su estela de actor y cantante quedaron enganchados buena parte de los más importantes músicos populares americanos, de Pete Seeger a Dylan, de su hijo Arlo Guthrie a Bruce Springsteen, algunos de los muchos intérpretes que en años sucesivos cantarían y grabarían sus composiciones.

Novela autobiográfica

En 1943 apareció publicada su novela autobiográfica Bound for glory, en la que se basa la película que 23 años después filmaría el director Hal Asby, consiguiendo un buen retrato de ambientes y personajes, aunque sin el encanto naïf y primitivo de la novela original. En ella, Guthrie contaba sus años de infancia y su vida errante por los distintos estados de la Unión.Aún le quedó por contar su alistamiento voluntario a bordo de un barco mercante en la Segunda Guerra Mundial, sus colaboraciones en el periódico comunista Daily Worker, sus grabaciones para la biblioteca del Congreso o su internamiento en 1955 en el hospital a causa de la enfermedad de Huntington, que le llevaría a la muerte 12 años después.

¿Un héroe americano? Desde luego, aunque nunca compartiéra cartel con Ronald Reagan.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de agosto de 1987

Más información

  • 'ESTA TIERRA ES MI TIERRA'