Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición parlamentaria acoge con escepticismo el documento sobre terrorismo y espera propuestas

Los partidos políticos reaccionaron ayer en tono generalmente escéptico, y crítico en algunos casos, ante el documento sobre el terrorismo presentado el día anterior por el PSOE, en el que se hacía un llamamiento a las fuerzas políticas para establecer una estrategia común permite a la violencia. Para la oposición, el PSOE ha contraído la responsabilidad de enfrentar "a jueces y policías" al propiciar "la politización" del poder judicial. No obstante, hay unanimidad en reiterar de forma tajante el apoyo al Gobierno en la erradicación del terrorismo, y se muestran a la espera de propuestas concretas del PSOE.

Una vez que los portavoces de los partidos políticos señalaron su rechazo absoluto a la violencia terrorista, pasaron a criticar la forma en la que el PSOE ha realizado este llamamiento, además de aprovechar la ocasión para criticar a los socialistas por algunas de sus actuaciones del pasado.Alianza Popular acusó directamente al presidente del Gobierno, Felipe González, por su pasividad e inhibición en la lucha interna entre los órganos policiales y la judicatura". Alianza Popular asegura que prestará su apoyo contra la violencia, y se compromete a no utilizar este asunto como bandera política partidista, pero añade que su actitud "debe corresponderse con una política de Estado por parte del Gobierno". Alianza Popular se muestra "favorable a un pacto de Estado contra la violencia sin que con ello se pretenda encubrir inhibición alguna del presidente del Gobierno".

Ejercicio de maniqueísmo

Agustín Rodríguez Sahagún, portavoz del Centro Democrático y Social (CDS), afirmó ayer que "los papeles elaborados por el PSOE parecen, por su tono y contenido, más un documento de use interno para militantes socialistas que una propuesta dirigida a otras fuerzas". Según, Rodríguez Sahagún, "no son buenos los ejercicios de maniqueísmo, ni se trata de optar entre jueces y policías. El CDS está con los jueces y los policías, todos elle s actuando en la esfera de sus responsabilidades y en el marco de un Estado de derecho". El partido de Adolfo Suárez dice estar a la espera de saber cuáles son las propuestas que el PSOE quiere realizar, dado que, a su juicio, del documento no se desprenden. El Gobierno, según Rodríguez Sahagún, "es el que tiene la información, y si quiere que opinemos, tendrá que compartirla". En un documento hecho público ayer por el CD S reitera que' está "plenamente dispuesto como siempre ha estado a participar en un prooceso de diálogo".Nicolás Sartorius, portavoz de Izquierda Unida, advirtió que el documento será debatido por el PCE y por Izquierda Unida, aunque personalmente le, había producido decepción por considerarlo "propagandístico y ayuno de rigor político". Según Sartorius, el documento recoge las ideas del ministro del Interior, José Barrionuevo. "Lo que propone en el fondo es transformar la unanimidad existente contra el terrorismo en apoyo total a la política del Gobierno y a la actuación de las fuerzas de orden público en esta materia, apoyo que siempre han tenido cuando actúan dentro de la legalidad democrática".

Según este diputado, la falta de rigor del texto se expresa en que "Euskadi está ausente del documento, y eso es un error, porque a ETA hay que vencerla en el País Vasco".

El portavoz de Minoría Catalana, Miquel Roca Junyent, destacó, al igual que los demás portavoces, que sólo conocía el documento por los medios de comunicación, dado que el PSOE aún no lo ha remitido a algunos de sus destinatarios, cuales son los partidos políticos.' Miquel Roca recordó que su partido viene defendiendo la idea de un acuerdo de esta naturaleza de antiguo. "Apoyaremos el acuerdo siempre que se produzca en el marco de la cooperación de todos los poderes y represente el punto final de los gratuitos enfrentamientos entre poderes, que sólo favorecen a los terroristas", afirmó Roca.

Ineficacia antiterrorista

El presidente del Partido Demócrata Popular (PDP), Javier Rupérez, tras afirmar que su partido "responderá positivamente al llamamiento del PSOE", lamentó las fórmulas empleadas. "El PSOE parece olvidar, o quizá no hace otra cosa que recordar, la sistemática ineficacia de la acción del Gobierno socialista en contra del terrorismo".El argumento de la politización en el poder judicial es igualmente resaltado por el Partido Liberal. Su portavoz parlamentario, Antonio Jiménez Blanco, dio ayer un rotundo sí a un pacto contra el terrorismo, pero también a la "recomposición de los poderes del Estado".

Con ello, el político liberal quiere resaltar su punto de vista sobre la necesaria modificación de la ley orgánica del Poder Judicial, aprobada en 1985, por la que los vocales del Consejo General del Poder-Judicial pasaron a ser designados directamente por el Parlamento. "Lo que está ocurriendo tiene sus raíces en el hecho de poner en cuestión la división de poderes del Estado", interpretó Jiménez Blanco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de julio de 1987

Más información

  • Las fuerzas políticas acusan a los socialistas de enfrentar a jueces y policías