Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 66% de los españoles cree que el ingreso en la Comunidad Europea ha perjudicado a España

El espíritu europeísta de los españoles ha caído en picado, hasta el punto de que una holgada mayoría del 66% -la más alta de Europa- opina que el ingreso en la Comunidad Europea (CE) no ha beneficiado a España. Este y otros muchos datos figuran en una amplia encuesta de opinión llevada a cabo la pasada primavera en los 12 Estados miembros por encargo de la CE, que la hizo pública ayer. En España, la muestra entrevistada es de 998 personas.A pesar de que la adhesión haya perjudicado a España, un 58%. de sus ciudadanos -8% menos que hace tan sólo seis meses- cree que la pertenencia de su país a la Comunidad Europea es "una buena cosa", una opinión compartida por el 60%. de los comunitarios. Sólo el 8% de los españoles piensa que es "una mala cosa".

La relativa decepción provocada por las consecuencias de la incorporación a la Comunidad Europea no impide a un 59%. de españoles contestar -un 4% más que el año pasado- que se sienten "frecuentemente" o por lo menos "a veces" ciudadanos de Europa.

Una mayoría relativa (40%) de españoles cree también que la intensificación de la construcción europea es el mejor camino a seguir para la CE, y este porcentaje es el más alto de los doce, por delante incluso de los holandeses, que sólo en un 34% abogan por esta opción, y, curiosamente, de los británicos, que la defienden en un 33%.

La proporción de descontentos con las consecuencias de la política agrícola común (PAC) para los agricultores es todavía más alta, al alcanzar el 59% de los encuestados.

Cuando se les pregunta directamente a los interesados -es decir, a los agricultores españoles- cómo valoran las repercusiones de la PAC, el porcentaje de descontentos asciende hasta la cifra récord del 78%, sólo superada por el 81% de alemanes occidentales.

En cuanto al principal logro de la CE en sus 30 años de existencia, una corta mayoría relativa del 23% de españoles indica que es el afianzamiento de la mutua confianza entre sus miembros, mientras un 13% prefiere contestar que ha sido la potenciación del comercio y de los viajes.

Para el 33% de los españoles, la principal motivación de la unificación europea es de índole económica, aunque un 30% cree que obedece al deseo de promover la paz mundial.

El criterio primordial que permite evaluar la situación de un país es para una abrumadora mayoría del 67% de los españoles, su índice de paro, una opinión compartida por casi todos los demás ciudadanos comunitarios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de julio de 1987