Eugenio Ramos

Un ilustrador para las grandes firmas publicitarias

Eugenio Ramos es, desde hace más de cinco años, uno de los ilustradores más importantes de nuestro país, así como un notable pintor con obra vendida en Francia, Japón, Italia y Estados Unidos. En 1986 consiguió su último premio, anterior corporación estuvo a la cabeza de la delegación de Parques y Jardines, fue excluido de la lista del PSOE para las pasadas elecciones municipales

A sus 40 años y con 28 dedicados a esta profesión, este ilustrador madrileño todavía conserva intacta su pasión por la el dibujo y la pintura y por quienes fueron sus primeros maestros, Leonardo y Miguel, y posteriormente Velázquez y Sorolla. "Cuando era pequeño", recuerda, "dibujaba con tizas de colores en el suelo, y era tal mi interés por todo lo relacionado con el dibujo que cuando pasaba por un estudio de delineación o veía rotular a un hombre una marca comercial me pasaba las horas muertas mirando cómo tiraban líneas o componían letras".A los 12 años comenzó a trabajar como aprendiz en el estudio de un dibujante, y por las tardes estudiaba bachillerato. Allí permaneció durante 17 años, haciendo todo tipo de cosas: banderines, carteles, rotulación e ilustración para libros de texto, mientras ampliaba su formación con clases de dibujo lineal y asistencia a los cursos del Círculo de Bellas Artes de Madrid. Después trabajó en diversas agencias de publicidad. En 1981 se independizó.

Estética

Actualmente trabaja para las principales agencias de publicidad. Las campañas de Bovril, Carbonell y Banco Exterior de España, en las que Eugenio Ramos colaboró como art-finalista, han conseguido varios premios en certámenes internacionales, al igual que fue premiado por la ilustración y el diseño de la etiqueta del queso francés Gavarnie.Uno de sus últimos trabajos realizados, la presentación del Club Larios de atletismo, en los que muestra a un grupo de atletas en busca de "las mejores marcas de todos los tiempos", decora las calles de nuestras ciudades.

A pesar de su éxito en nuestro país, Eugenio Ramos cree que en España no se considera arte el trabajo del ilustrador. "En países como Estados Unídos y Reino Unido se respira otro concepto. En ambos países consideran que ilustradores como Mark Englísh, Robert Heindel o Bob Peap son auténticos estetas.

No es sólo técnica ni profesionalidad, sino una cuestión de gusto, creatividad y experiencia". Hace poco más de un año contestó a un anuncio de una revista especializada en el que un representante solicitaba ilustradores.

"Mandé algunas ilustraciones de distintas etapas para que conociera mi estilo, y este representante resultó ser lan Fleming, un inglés que trabaja para más de 5.000 clientes repartidos en todo el mundo. Tuvimos varias entrevistas en Londres, y desde entonces me han encargado portadas de libros, carátulas de vídeo y algunas cosas que no he podido hacer por falta de tiempo".

Eugenio Ramos asegura que lo que busca con este contacto, y con otro que tiene en Estados Unidos, no es el interés puramente económico, sino el reconocimiento a una vida dedicada por completo a la ilustración.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS