Funeral por las víctimas de ETA.

Unas 8.000 personas se congregaron en el funeral que se celebró ayer tarde ante la catedral de Barcelona por las 18 víctimas mortales del atentado de ETA en Hipercor. A la ceremonia asistieron el presidente del Gobierno, Felipe González; el ministro de Defensa, Narcís Serra, y el lehendakari José Antonio Ardanza, además de las principales autoridades de Cataluña, encabezadas por el presidente Jordi Pujol. El jefe del Gobierno fue muy aplaudido al llegar al lugar de la ceremonia y cuando dio personalmente el pésame a los familiares de las víctimas. El funeral transcurrió en silencio y sin que se registrara ningún incidente. El cardenal arzobispo Narcís Jubany calificó el atentado de "impúdico y criminal". Antes de abandonar Barcelona, González pidió a los ciudadanos unidad ante el terrorismo, al que calificó como la "peor plaga que puede tener un Gobierno".

Página 18

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción