Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Banco de Europa incrementó sus ganancias un 20% durante el año pasado

El Banco de Europa obtuvo en 1986 unos beneficios de 205 millones de pesetas, un 20% más que en el ejercicio anterior, según informó su presidente, Carlos Ferrer Salat, quien presentó ayer a la junta general de accionistas los resultados de la entidad en 1986. El Banco de Europa repartirá un beneficio del 5%.Ferrer Salat señaló que los ingresos del banco ascendieron a 4.338 millones de pesetas, lo que supone un aumento del 14,28%, mientras que los recursos propios fueron de 2.702 millones, de los que 1.800 millones corresponden a capital social y 902 millones a reservas. Los recursos de clientes del Banco de Europa, que cuenta con 28 oficinas, crecieron un 20% en 1986, al pasar de 29.600,9 millones a 35.514,8 millones de pesetas.

El presidente del Banco de Europa destacó en su intervención la intención de la entidad de incrementar en el futuro sus inversiones en la banca doméstica -destinada a empresarios individuales y economías familiares-, de la que obtiene el 30% de sus recursos.

Las filiales del banco, Investinbg, SA, Brokinvest, SA, Europa de Inversiones y Leasing, Arte Europa y Leasing Turístico, alcanzaron unos beneficios de 154 millones de pesetas.

Ferrer Salat resaltó, en el transcurso de su intervención ante la junta de accionistas, que en la coyuntura económica española hay aspectos que funcionan positivamente, como el increnento de la inversión -el 12% en 1986- y la téndencia a la baja le la inflación, pero subsisten otros problemas como el desequilibrio de la balanza de pagos y el crecimiento del gasto público. "El problema no es el déficit público, como en ocasiones se dice", afirmó, "sino el propio gasto público, que entre 1983 y 1987 ha crecido un 48% más de lo que ha crecido la riqueza del país".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de junio de 1987