Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hidruña logrará el saneamiento contable con la venta de Vandellós

El saneamiento contable realizado en 39.047 millones de pesetas por ajustes de activos y la inaplazable transferencia de la participación en Vandellós II, por un importe de 110.000 millones de pesetas, son las dos operaciones que, a juicio del presidente de Hidroeléctrica de Cataluña (Hidruña), Íñigo de Oriol, deben permitir a medio plazo el equilibrio industrial y financiero de la compañía.

La venta de la participación del 28% en de la central nuclear Vandellós II a Hidroeléctrica Española, (Hidrola) puede quedar aprobada en la junta general de ésta última compañía, que se celebrará la semana próxima. Íñigo de Oriol, presidente de ambas sociedades, considera que esta operación es la mejor alternativa para el futuro de las dos compañías, puesto que "nos hacemos cargo de potencia instalada, lo que representa una buena opción de futuro".

La deuda restante de Hidroeléctrica de Cataluña quedará así en 90.000 millones de pesetas que puede equilibrarse en 1991, comenzando la reducción de endeudamiento en el año anterior. A partir de esta fecha, según cálculos de Íñigo de Oriol, deberán iniciarse nuevas realizaciones.

Ampliación de capital

Como aspecto destacable del ejercicio de 1986 de Hidroeléctrica de Cataluña, su presidente destacó ayer en la junta, que la central nuclear de Ascó II ha conseguido superar las 6.000 horas de utilización de su potencia nominal, con un 69% de disponibilidad, en los nueve meses de funcionamiento. Esta producción ha significado una amortización de 2.132 millones de pesetas sobre unos costes financieros de cerca de 5.000 millones de pesetas, lo que configura unas pérdidas de 3.879 millones de pesetas.Otra decisión importante de la junta de accionistas fue el acuerdo de proceder a una nueva ampliación de capital, que se formalizará el próximo julio, de una acción nueva por cada cinco antíguas y que representa un aumento de capital de 8.475 millones de pesetas. La junta facultó al consejo para efectuar una segunda ampliación en el momento en que considere preciso.

Hidrola tiene el propósito de acudir a la ampliación lo que representará que su participación en Hidruña pasará del 92% actual al 93% después de la operación. La participación de la moneda extranjera en la deuda a medio y largo plazo ha disminuido con respecto a 1985, en que significaba el 35%, al 27% de la actualidad. Los costes financieros totales disminuyeron asimismo en 839 millones de pesetas.

Íñigo de Oriol señaló la necesidad de resolver con urgencia un plan "creíble de viabilidad para FECSA" para despejar las incógnitas del sector. Esta credibilidad la orienta el presidente de Hidrola en dos direcciones, "tanto hacia los acreedores, especialmente la comunidad financiera nacional e internacional,- como hacia los ahorradores en general que son los tradicionales soportes del sector".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de junio de 1987