España encuentra dificultades para expulsar a terroristas italianos de ultraderecha

El Ministerio del Interior encuentra dificultades legales para extradir o expulsar de España a súbditos italianos refugiados en nuestro país que están buscados por la justicia italiana por su presunta participación en atentados terroristas de extrema derecha, según fuentes del departamento. La Audiencia Nacional denegó a algunos de los terroristas negros la extradición solicitada por Italia con el argumento de que se les reclamaba por delitos políticos, lo que provocó serio malestar en medios políticos y judiciales italianos.

La iniciativa española de buscar y expulsar a los súbditos italianos implicados en acciones terroristas en su país fue revisada por los responsables del departamento español durante la visita que realizó recientemente a Madrid el ministro del Interior italiano, Oscar Luigi Scalfaro.Fuentes del departamento han asegurado que el Gobierno ha tenido que variar su postura con respecto a los terroristas italianos -protegidos en España durante años- a cambio de favorecer e impulsar la colaboración antiterrorista con Italia y con todos los países comunitarios.

En las reuniones bilaterales, Scalfaro recibió de Barrionuevo una lista de terroristas de extrema derecha cuya expulsión sería tramitada por las autoridades españolas, aunque el ministro del Interior italiano fue informado de las dificultades legales que planteaba el citado asunto, puesto que muchos de ellos habían sido reclamados por Italia y su extradición había sido denegada por la Audiencia Nacional española, hecho que impedía en algunos casos aplicarles algunas medidas de la nueva ley de extranjería.

Estas decisiones del alto tribunal español provocaron serias críticas de ambientes judiciales italianos, que calificaron al Gobierno español de "hipócrita" cuando ha solicitado colaboración internacional contra el terrorismo y ha acogido durante años en su territorio a reconocidos terroristas negros.

Algunos de estos terroristas italianos colaboraron en la guerra sucia contra ETA, según han reconocido arrepentidos negros encarcelados en Italia, quienes han precisado que las autoridades españolas les facilitaban a cambio "protección, cobertura y dinero por sus acciones contra etarras y refugiados vascos en el sur de Francia".

También los representantes españoles informaron a Scalfaro que algunos de los terroristas buscados por Italia habían abandonado España hace años y se encontraban residiendo en países suramericanos gobernados por dictaduras militares.

Éste es el caso de Augusto Cauchi, uno de los lugartenientes de Stefano delle Chiaie, que residió durante años en España y que dirigió alguno de los comandos anti-ETA. En la lista elaborada por los servicios técnicos del Ministerio del Interior figuran alrededor de 20 súbditos italianos buscados por su país, algunos de los cuales se cree que han abandonado España hace tiempo.

En esa lista figuran nombres como Carlo Cicuttini Filiputti, Giuseppe Calzona y Mauro Meli, entre otros cuya identidad se mantiene reservada para evitar su posible fuga. Estos tres fueron reclamados por la justicia de su país, pero su extradición fue denegada por la Audiencia Nacional, lo que provocó en su momento que jueces italianos calificaran a este alto tribunal de "fascista".

Carlo Cicuttini, nacido el 23 de marzo de 1947 en San Giovanni el Natisone, llegó a España en 1972. Según el informe elaborado por este departamento, el 22 de octubre de 1982 fue detenido en Madrid y puesto a disposición del Juzgado Central número 4 de la Audiencia Nacional, que decreto su ingreso en prisión con fines de extradición. El 17 de abril de 1983 este,tribunal dictó auto de excarcelación al no proceder su extradición.

El 19 de septiembre de 1985, el Juzgado Central número 2 de la Audiencia Nacional acordó que procedía la continuación del expediente de extradición, denegado posteriormente según el auto 10/86. Con fecha 8 de agosto de 1986 se informa a la policía que le ha sido entregada la célula de inscripción número 1.855 como apátrida. Está casado con una española, hija de un general del Ejército.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 24 de mayo de 1987.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50