La Alianza promete una reforma del sistema electoral británico

La Alianza de liberales y socialdemócratas, la coalición que pretende romper el monopolio de poder mantenido hasta ahora por conservadores y laboristas, prometió ayer un cambio constitucional profundo, incluida la introducción del sistema de representación proporcional en el Reino Unido, si las próximas elecciones generales la colocan en una situación de árbitro entre los dos partidos mayoritarios.

La promesa del cambio constitucional forma parte del programa -o manifiesto, como se denomina en la jerga política británica- de la Alianza para las elecciones del 11 de junio, presentado ayer a la Prensa por sus dos Iíderes, David Steel, por los liberales, y David Owen, por los socialdemócratas, "Davides frente a Goliat", como los califica humorísticamente una conocida revista norteamericana.Los dos Davides, cuya entrada a la conferencia de prensa estuvo precedida por la interpretación del Concierto número 1 para piano y orquesta de Chaikovski, se adelantaron en un día a sus oponentes en la presentación de su programa, bajo el lema "Gran Bretaña Unida, ha llegado la hora". "El objetivo de unir al país sólo será posible por medio de una reforma política, social y económica no contemplada en más de 40 años", afirmaron.

Si gana las elecciones o su voto decide la formación del próximo Gobierno, la Alianza se compromete, entre otras cosas, a reformar el actual sistema mayoritario y sustituirlo por el de representación proporcional, tanto en las elecciones generales como en las locales y regionales.

La obsesión de la Alianza con el sisteína de votación vigente en el Reino Unido, donde únicamente la persona más votada sale elegida por cada circuinscripción electoral, es comprensible En las últimas elecciones generales, y a pesar de obtener ocho millones de votos, sólo el 2% menos que los laboristas, liberales y socialdemócratas sólo consiguieron 23 diputados frente a los 209 obtenidos por los socialistas. Sin embargo, el rechazo del sistema de representación proporcional que dará lugar a posibles coafl ciones gubernamentales, es total tanto en las filas conservadoras como en las laboristas.

El líder laborista Neil Kin nock considera "contrademocrática" la posibilidad de una coalición. En cuanto a los tories, el presidente conservador, Norman Tebbit, acaba de declarar que "el parlamentarismo británico está basado en la eficacia de su sistema de Gobierno y no en la conversión de la Cámara de los Comunes en un salón de discusiones interminables".

Entre las reformas más importantes contempladas por la Alianza, en lo que califican de "la Gran Carta de la reforma", se encuentran la creación de asambleas nacionales para Escocia y Gales, las dos nacionalidades históricas gobernadas directamente desde Londres desde su incorporación a, la Corona británica, así como la descentralización administrativa para las diversas regiones de Inglaterrá; el establecimiento de períodos parlamentarios fijos, terminando así con el poder de los primeros ministros de determinar la fecha de convocatoria de elecciones generales, y la reforma de la Cámara de los Lores, introduciendo una representación regional y suprimiendo el derecho de voto de los pares hereditarios.

Libertades y derechos humanos

Igualmente, merece destacarse en el terreno de las libertades públicas y de los derechos humanos el compromiso de la Alianza liberal-socialdemócrata de, en primer lugar, derogar la draconiana ley de Secretos Oficiales, actualmente en vigor, y sustituirla por una ley de Libertad de Información en la que se reconozca, según la tradición norteamencana, el derecho de¡ ciudadadano a recibir información oficial con excepción de aquella que afecte a la seguridad nacional Y al derecho a la intimidad; y en segundo, incorporar al derecho común británico la Convención Europea de Derechos Hpmanos. En este últiino campo, la Alianza se compromete a crear un Ministerio de Justicia, hasta ahora inexisíente en el Reino Unido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0018, 18 de mayo de 1987.

Lo más visto en...

Top 50