Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Defensa considera desertor al soldado de Valladolid desaparecido

Doscientas veinte personas participaron el pasado 5 de mayo en la búsqueda del soldado José María Carnero Fernández, que desapareció el 8 de abril mientras participaba en unos ejercicios de tiro en Montelarreina (Zamora). Militarmente, el soldado, en tanto no se aclare su situación, "ha sido dado por desertor, por haber faltado a tres listas reglamentarias", según manifestaron ayer fuentes del Ministerio de Defensa.Las mismas fuentes indicaron que miembros de la Cruz Roja de un puesto de la carretera Tordesillas-Zamora vieron el día de la desaparición a un soldado merodeando por los alrededores entre la una y las tres de la tarde. Asimismo señalaron que sobre las ocho de la tarde de ese mismo día una persona de similares características a las de José María Carnero fue vista en las proximidades del lugar, y que, al darle el alto, salió corriendo.

En el rastreo de la zona en la que desapareció José María Carnero -se realizó uno el primer día en que se advirtio su desaparición- participaron, por parte militar, una compañía del Regimiento de Infantería Contracarro Toledo 35, de guarnición en Zamora, compuesta por 130 hombres, y 60 personas de una batería del Regimiento de Artillería 63, con radio y vehículos. La Guardia Civil llevó a cabo un reconocimiento con un helicóptero y perros adiestrados. En la búsqueda participaron vecinos del pueblo de Villalobos, cercano al lugar de la desaparición, así como familiares y amigos del soldado desaparecido.

Por su parte, José María Carnero Osorio, padre del soldado desaparecido, señaló ayer a Efe que el Ejército no les había informado "nada de nada". Por el contrario, fuentes de Defensa señalaron a este periódico que la familia les había agradecido el interés mostrado y el exhaustivo rastreo realizado el pasado día 5 por el Ejército y la Guardia Civil.

El soldado José María Carnero Femández, de 27 años, licenciado en Medicina y Cirugía, desapareció del campamento militar de Montelarreina cuando realizaba ejercicios de tiro con su compañía, perteneciente al Regimiento de Artillería número 26 de Valladolid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 13 de mayo de 1987