Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Herri Batasuna considera el atentado, de Portugalete 'un paso más en la guerra sucia'

TONIA ETXARRI El minuto de silencio propuesto por UGT en señal de duelo y protesta por el atentado perpetrado el pasado, sábado en Portugalete fue secundado en la villa vizcaína, en la calle, junto a la Casa del Pueblo. La sede socialista se convirtió durante todo el día de ayer en un escenario de dolor e indignación por el que transitaban todos aquellos que quisieron acompañar al esposo de Maite Torrano. Manuel Chaves. y Joaquín Almunia (titulares de Trabajo y Administraciones Públicas, respectivamente) estarán presentes en la inhumación del cadáver que tendrá lugar hoy en el cementerio municipal de Portugalete. Por su parte, Herri Batasuna difundió ayer una nueva nota en la que asegura que no tiene relación con el atentado, que define como "un paso más en la guerra sucia", y atribuye relación con el suceso a los servicios de espionaje de la Administración.

MÁS INFORMACIÓN

Herri Batasuna señala en su comunicado que "hay hilos ocultos íntimamente conexionados con los centros de inteligencia que dirigen el proceso de reforma del Estado español, que tienen que estar detrás de esta acción, tal como viene ocurriendo en otros muchos sucesos". "Ante la impotencia de encontrar una solución política para los graves problemas de Euskadi dentro de las limitaciones y condicionamientos de la reforma", precisa HB, "se recurre desesperadamente a una dinámica loca y desenfrenada guerra sucia, con la intención de provocar situaciones de enfrentamiento civil en una espiral de imprevisibles consecuencias y desenlace".El grupo abertzale critica las declaraciones de algunos dirigentes socialistas tachándolas de "de enorme irresponsabilidad que objetivamente conlleva una clara y meditada Ramada e inducción a repetir actos salvajes como los del pasado sábado".

HB pide a sus seguidores serenidad y firmeza "ante la provocación". "Les ha dolido la condena sin paliativos ni reservas de Herri Batasuna, les duele que HB declare enemigos a los autores del atentado y les preocupa nuestra actitud firme de esclarecer los hechos, pues con ello pueden quedar al descubierto los verdaderos inductores de estos actos de provocación contra Herri Batasuna", añade la nota. La mesa nacional de HB resalta además la coincidencia del inicio de su precampaña para las elecciones al Parlamento Europeo con el "salvaje atentado".

Numerosas autoridades locales visitaron la capilla ardiente con los restos mortales de Maite Torrano, que quedó instalada en el salón de actos de la sede, en el piso superior al bar donde la militante socialista fue alcanzada e pasado sábado por el fuego provocado. Entre las personas que ayer pasaron por la capilla ardiente figuró el portavoz del Gobierno y ministro de Cultura, Javier Solana, que llegó en coche desde Madrid. Solana no quiso hacer comentario alguno sobre el suceso.

En la capilla ardiente dos grandes fotos de la fallecida flanqueaban la caja mortuoria, rodeada de coronas. El Réquiem de Mozart fue la música de fondo que sonaba de forma intermitente en la sala donde se ubicó la capilla ardiente. De las paredes de portal de la sede pendían unos paneles de telegramas de condolencia, entre los que figuraba el pésame de la Casa Real.

Jesús Ramos, el esposo de la víctima fallecida, permaneció en la Casa del Pueblo durante toda la jornada acompañado por el secretario general del PSE-PSOE de Vizcaya, Ricardo García Damborenea. El viudo no pudo contener su tensión emocional al fundirse en un abrazo con el presidente de los socialistas, Ramón Rubial, y con Bárbara Durhoc, viuda del senador socialista Enrique Casas, asesinado en 1984.

Paz enraizada

Ramón Rubial, que había guardado su minuto de silencio frente a la sede de UGT de Bilbao, para trasladarse posteriormente a Portugalete, declaró que "en las mentes de los socialistas es difícil que la guerra se suscite, porque, en su propio programa, lleva la paz enraizada; pero es que hay cosas que claman al cielo, y la gente tiene que contenerse," cerrar los puños y apretar los dientes de rabia para contener ese deseo de que no se rompa la libertad y mantener la democracia".

Por su parte, el Parlamento vasco, que celebraba ayer su sesión plenaria en Vitoria, expresó por unanimidad su condolencia con los familiares y compañeros de Maite Torrano. La Cámara vasca señaló: "Hechos de esta naturaleza representan un ataque directo contra el pueblo vasco, contra la democracia y contra el autogobierno". El Parlamento se reafirmó, en este sentido, en la declaración institucional contra la violencia realizada el pasado 14 de marzo de 1985 para solicitar del Gobierno de la comunidad autónoma que asuma el liderazgo en la desaparición de la violencia y el terrorismo y en la consecución definitiva de la paz, informa José M. Vitoria.

El estado de los cuatro heridos que permanecen hospitalizados en el centro de Cruces (Vizcaya) evolucionan favorablemente, a excepción de Félix Peña, cuyo pronóstico continuaba siendo de extrema gravedad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de mayo de 1987

Más información

  • UGT convocó un minuto de silencio por la muerte de Maite Torrano