Cartas al director
i

No grato

Soy minusválido, y el sábado día 21 de marzo iba con unos amigos a la discoteca Titanix y, al entrar, un empleado me dijo que con la. silla de ruedas no po día entrar en la discoteca. Yo le pregunté el motivo, y él me con testó que por seguridad, y que yo me podía sentar en un sillón, pero que la silla cenían que bajar la al sótano. Yo me quedé asombrado y le pregunté que si ocurría alguna catástrofe cómo saldría de allí sin la silla, ya que sin la misma no puedo moverme. Este empleado se encogió de hombros, dándome a entender que le daba igual lo que a mí me pasara mientras no estorbase a los demás clientes. Y como me di cuenta de que no era bien recibido, me marché.

Espero que si vuelvo algún día hayan cambiado las normas de seguridad o de empleado.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 05 de abril de 1987.

Lo más visto en...

Top 50