Fuertes subidas en las bolsas de Nueva York y Londres mientras los mercados de divisas permanecían poco activos

La Bolsa de Nueva York volvía ayer a superar un nuevo récord -el índice Dow Jones se situó en los 2.315 a media sesión-, que tuvo su reflejo en la Bolsa de Londres. En Wall Street los operadores se mostraron preocupados por la "triple hora de las brujas" pues el hecho de que el índice haya roto con claridad el temido nivel 2.300, animó a muchos que no deseaban perderse una posible fuerte subida.En Londres, la bolsa subió ayer hasta romper también los índices de las últimas semanas, después de unos días con grandes altibajos, debido a la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado. El índice Financial Times elaborado sobre los 100 valores más importantes, subió 20 puntos, situándose en los 2.011. El último récord histórico fue el 2.021, alcanzado el 4 de marzo pasado. Uno de los factores que más empujaron a la bolsa londinense a subir fue la tendencia al descenso en los tipos de interés, según Shearson Lehman/ American Express.

La Bolsa de Francfort, por el contrario, se ha visto presionada últimamente a la baja, a causa de las pobres perspectivas de crecimiento de la economía alemana. Algunos operadores, principalmente los bancos, han iniciado una tímida toma de posiciones, sin embargo, muchos inversores extranjeros continúan aplicando la estrategia de presentar posiciones de papel a la mínima subida, prefiriendo invertir en otros mercados como Wall Street, Londres o París.

Los mercados de divisas permanecieron con muy escasa actividad, ya que continúan sin aparecer nuevos factores que cambien la tendencia de los últimos días. El dólar bajó ayer en la mayoría de los mercados y en el de Madrid se depreció frente a la peseta, al establecer el Banco de España un cambio medio de 128,3 pesetas por dólar, frente a las 128,718 del día anterior. Respecto al marco alemán, el dólar se cotizó a 1,8315, frente a los 1,8325 del día anterior.

En opinión de los operadores, no se espera que el mercado se anime en la próxima semana, pues el temor a las actuaciones de los bancos centrales sigue presente, impidiendo cualquier fluctuación brusca.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0020, 20 de marzo de 1987.

Lo más visto en...

Top 50