Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lan, Paternina y Franco Españolas rechazan la reducción de plantillas

Los trabajadores de Lan, Paternina y Franco Españolas, antiguas bodegas de Rumasa hoy propiedad del empresario riojano Marcos Eguizábal, siguen rechazando la reducción de plantilla propuesta por la dirección tras conocer el plan de viabilidad presentado de forma individual a cada bodega y que fue solicitado por los trabajadores.

Los comités de empresa de las tres bodegas, ubicadas en La Rioja, califican el plan de viabilidad de "papel bien encuadernado que ofrece datos económicos pero no justifica la reducción de plantilla ni menciona una posible renovación tecnológica".Por el momento, los trabajadores se han comprometido a no adoptar medidas de presión hasta que el documento sea analizado en profundidad por los expertos. La plantilla de las bodegas de Eguizábal se hace algunas preguntas como por qué, tras el anuncio de la reducción laboral en diciembre pasado, la dirección no ha presionado lo suficiente para llevarla a cabo. La reducción se realizaría sobre la base de jubilaciones anticipadas y bajas incentivadas, con indemnizaciones entre los 2.200.000 pesetas y los 4.450.000 pesetas. Afectaría a 90 personas de un total de 214 trabajadores de las tres bodegas. Las posturas de los empleados cuentan con el apoyo de UGT, USO y CC OO. No obstante, este último sindicato no acaba de definirse sobre la postura de 22 trabajadores de Franco Españolas, comprendidos entre los 53 y los 64 años, que estarían dispuestos a negociar con la empresa en las condiciones ya mencionadas.

Sindicatos y trabajadores no descartan que Marcos Eguizábal haya vendido las bodegas a un holding extranjero y que la gestión de compra sea en base a una reducción de plantilla. Añaden que el empresario riojano quiera unificar la administración en bodegas Paternina, ubicadas en la localidad de Haro, y potenciar una política de marcas de vino, como Diamante, Banda Azul o Bordón.

Los sindicatos suscriben que la gestión del empresario al frente de las tres bodegas desde la reprivatización, hace dos años, es negativa, por cuanto ha descendido la cifra de ventas y la calidad de los vinos pero ha aumentado el precio de los mismos. Acusan a Eguizábal de mantener bajos niveles de productividad en las bodegas, lo que se traduce en una dejación de poderes en la empresa.

Mañana, el ministro de Economía, Carlos Solchaga, comparecerá en la Cámara Alta para responder al senador socialista riojano Mario Fraile, que ha preguntado con carácter urgente: "¿Qué compromisos de carácter laboral contemplaba el contrato de compra-venta de bodegas Lan, Paternina y Franco Españolas al empresario Marcos Eguizábal?".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 16 de marzo de 1987