Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Suspendida la búsqueda de cadáveres hasta que el buque británico sea enderezado

Los responsables de las operaciones de salvamento del Herald of Free Enterprise, que reposa a 10 metros de profundidad sobre un banco de arena a la salida del puerto belga de Zeebrugge, decidieron ayer posponer el rescate de los por lo menos 81 cadáveres que se encuentran en su interior hasta que el transbordador haya sido enderezado. Un portavoz de la compañía Townsend Thoressen, propietaria del barco, manifestó que los submarinistas hablan arriesgado ya su vida lo suficiente y que en las actuales circunstancias era imposible rescatar un solo cuerpo más.

"A estas alturas no tiene sentido arriesgar por más tiempo la vida de los submarinistas", manifestó Peter Ford, presidente de la compañía. Hasta el momento, y de los 53 cadáveres rescatados desde que ocurrió el naufragio, el pasado viernes por la noche, sólo 34, todos de nacionalidad británica, han podido ser identificados. Los 34 fueron trasladados ayer a Dover, puerto de destino del transbordador siniestrado. El resto fue trasladado a un hospital de Brujas.[El príncipe Carlos, heredero de la Corona británica, llegó ayer al puerto de Zeebrugge donde felicitó a los representantes de los equipos de salvamento. Posteriormente, el príncipe Carlos visitó a algunos de los supervivientes heridos en la catástrofe, que se encuentran en varios hospitales de la zona informa Efe.]

Entre tanto, dos gigantescas plataformas flotantes, dotadas cada una con un sistema hidráulico capaz de arrastrar 3.000 toneladas de peso, llegaron ayer al lugar del siniestro. Las plataformas desempeñarán un papel decisivo en la reflotación del transbordador, según manifestaciones del portavoz de la compañía holandesa Smit Tak, encargada de las operaciones de salvamento.

En dichas operaciones intervendrá un equipo de más de 100 personas. Ayer un equipo de soldadores estuvo durante varias horas tratando de fijar los 32 puntos de apoyo que serán necesarios para intentar levantar el barco. Desde esos 32 puntos de apoyo se engancharán otros tantos cables a los sistemas hidráulicos de las dos plataformas flotantes.

Según manifestaciones de la compañía, se precisará una capacidad de arrastre de 4.000 toneladas para enderezar al transbordador, por lo que tienen una capacidad extra de otras 2.000 toneladas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de marzo de 1987