Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Localizado el coche en el que inició la fuga el 'ultra' Hellín

El automóvil alquilado en Valladolid por el ultraderechista Emilio Hellín, condenado a 43 años de cárcel por el asesinato de Yolanda González, en febrero de 1980, fue devuelto a la empresa propietaria en Madrid, según fuentes de la compañía Avis. Las mismas fuentes, que no quisieron facilitar el modelo y la matrícula del vehículo utilizado por Hellín, confirmaron que Hellín alquiló el automóvil por un día en Valladolid y que éste fue entregado en Madrid.Según el Gobierno civil de Zamora, Emilio Hellín llegó a Valladolid en un autocar en el que, en principio, se creía que iba a viajar a Murcia para visitar a sus familiares tras obtener el permiso penitenciario de seis días.

Fuentes policiales barajan distintas hipótesis sobre el lugar donde puede encontrarse el ultraderechsta Emilio Hellín, entre las que no se descarta que haya huido de España. No obstante, el hecho de que el automóvil de alquiler haya sido devuelto en Madrid resta posibilidades a la hipótesis de que el ultraderechista haya abandonado España por Portugal, según las mismas fuentes, que tampoco desechan que este detalle sea una maniobra para despistar a las fuerzas de seguridad.

Asimismo, el Gobierno civil de Zamora declinó cualquier responsabilidad por la fuga del ultraderechista Hellín y subrayó que el juez José Donato Andrés es el único responsable de este asunto.

Permiso de salida

Por su parte, la Audiencia Provincial de Zamora suspendió el permiso de salida de Emilio Hellín al día siguiente de que éste abandonara la prisión de Zamora, por hallarse pendiente de resolución un recurso del Ministerio Fiscal, según fuentes de la Fiscalía General del Estado. La Audiencia de Zamora ordenó al juez de vigilancia de Valladolid que anulara inmediatamente el permiso de salida y, aunque José Donato Andrés Sanz dictó una orden de detención e ingreso en prisión, dos días más tarde, ésta no pudo llevarse a cabo porque Hellín se encontraba ya en paradero desconocido.Según las citadas fuentes, el Ministerio Fiscal se opuso por cuatro veces a la concesión del permiso, por considerar que no se daban las circunstancias previstas por la ley, ya que Hellín había intentado la fuga en una ocasión anterior. Sin embargo, el juez mantuvo su primera decisión y se negó a modificar su criterio, a pesar de que fue informado por el fiscal repetidas veces de que existía un recurso pendiente de fallo en la Audiencia Provincial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de marzo de 1987