Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una mujer muerta tras estallar un artefacto en Bilbao

Luisa Sánchez Ortega, de 60 años de edad, falleció en la madrugada de hoy, en Bilbao, a causa de las gravísimas heridas que sufrió al alcanzarle de lleno la explosión de un artefacto de considerable potencia colocado en un concesionario de la empresa Renault de Bilbao. Un coche de la Asociación de Ayuda en Carretera (DYA) recogió a la herida y la trasladó al hospital bilbaíno de Basurto, donde, tras ser intervenida quirúrgicamente, falleció pasada la una de madrugada de hoy.El parte médico facilitado por el centro hospitalario poco después de la medianoche señalaba que Luisa Sánchez sufría amputación de ambas piernas, separación de la unión del pubis, fracturas de costillas y graves quemaduras en la cara que afectaban a los globos oculares.

El atentado se produjo a las 22.40 de ayer, junto al concesionario de la firma automovilística francesá que está situado en el muelle de Marzana número 3, en las proximidades del puente de la Merced, zona poco transitada del casco viejo de Bilbao. Según informa Efe, cuatro minutos antes de que hiciese explosión el artefacto se recibió una llamada telefónica anónima en la Cruz Roja de Bilbao en la que se decía textualmente: "Soy portavoz de ETA Militar. Hemos colocado un petardo en la Renault del muelle de Marzana que hará explosión sobre las once de la noche. Avisar a la policía".

Luisa Sánchez Ortega, natural de la localidad vizcaína de Dima, era limpiadora de profesión y trabajaba en la zona donde se produjo el atentado. Tras producirse la explosión, que causó daños escasos al edificio del concesionario automovilístico, la policía cortó los accesos al muelle y grupos de desactivacion de explosivos inspeccionaron el lugar para comprobar que no había más artefactos.

Asimismo, en la localidad vizcaína de Santurce se registró una explosión en la sucursal del banco de Vizcaya, que causó daños materiales.

Por otra parte, dos miembros de ETA, Juan Lorenzo Lasa Michelana y José Ramón Martínez de la Fuente, están detenidos desde hace varias semanas en Nantes (oeste de Francia). Ambos han sido trasladados por razones de seguridad de la cárcel de Pau (sudeste de Francia) a Nantes a raíz de la espectacular evasión de dos militantes de Iparretarrak el pasado 14 de diciembre, informa France Presse.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de febrero de 1987