Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La dimisión de Alfonso de Borbón irá ligada a la formación del COB 92

Alfonso de Borbón, presidente del Comité Olímpico Español (COE), presentará su dimisión en cuanto se firme el documento por el cual se crea formalmente el Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92 (COB 92). Así lo afirma Manuel Fonseca, secretario del COE, que ayer no asistió a la entrega de los nuevos estatutos al Comité Olímpico Internacional (COI), en Lausana, para su aprobación. Éstos fueron presentados por Alfonso de Borbón en solitario. La presencia de éste en el COB 92 no parece fácil en cuanto dimita como presidente del COE.A Manuel Fonseca no le importa convertirse en portavoz oficioso de las intenciones de Alfonso de Borbón con respecto a su presidencia en el COE "porque ya es algo público". No elegirá la aprobación de los nuevos estatutos del COE por parte del COI como momento para dimitir, sino la formación del COB 92, "porque estima que ese momento es más importante".

Con su dimisión, Alfonso de Borbón renunciaría a ser vicepresidente primero del COB 92, cargo que está reservado al presidente del COE.

En el actual organigrama del COB 92 no será fácil la presencia de Alfonso de Borbón fuera de la presidencia del COE. Este organismo dispondrá de 31 puestos, de los que 29 ya están adjudicados: uno para el presidente, otro para el secretario y los demás para cada uno de los representantes de federaciones españolas cuyos deportes figurarán en el programa olímpico. Quedan dos puestos, de libre designación por la junta de federaciones olímpicas, y Manuel Fonseca no cree que alguno de ellos sea para Alfonso de Borbón. El secretario del COI estima que "las federaciones están muy quemadas con el actual presidente y sería una contradicción si le dan un puesto".

Estatutos

Alfonso de Borbón presentó ayer, por fin, los nuevos estatutos del COE para su aprobación por parte del COI. El visto bueno deberá producirse la semana próxima, siempre que estén de acuerdo con la Carta Olímpica.Alfonso de Borbón retrasó la presentación de los estatutos sin motivo aparente, puesto que los tiene en su poder desde el 25 de enero. El presidente llevó los estatutos en mano hasta la sede del COI, en Lausana, desde la República Federal de Alemania, donde se encontraba presencl ando una corripetición de esquí.

El presidente del COE realizó el compromiso en solitario, ya que le fallaron las dos personas que podían acompañarle en el protocolo. Benito Castejón, el único vicepresidente del COE que no ha dimitido, y Manuel Fonseca, el secretario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de febrero de 1987